Coincidiendo con el 73 aniversario de la muerte de Miguel Hernández, el próximo 28 de marzo abrirá sus puertas en Quesada el Museo dedicado a la figura del poeta alicantino. La inauguración irá acompañada, en los días previos, de una variada programación cultural. De esta manera, el legado del escritor de la generación de 1936, comprometido con la libertad y los valores populares, se  instala de forma definitiva en la provincia de Jaén, en la tierra natal de su mujer Josefina Manresa,  tras la negativa del Ayuntamiento de Elche, gobernado por el PP, de hacerse con la obra de una de las figuras más representativas de la literatura universal aduciendo cuestiones económicas. Hace un año y tres meses, el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, suscribía un acuerdo con Lucía Izquierdo, nuera del poeta, para adquirir este legado, cuantificado en 3 millones de euros. Unos 5.600 registros componen este fondo, catalogado e inventariado por el Instituto  de Estudios Giennenses (IEG). Este material, que constituye uno los patrimonios literarios más  importantes de las letras españolas del siglo XX, ha sido el germen del museo dedicado al autor  de "El rayo que no cesa". CIENTOS DE MANUSCRITOS Y UNA MALETA El museo albergará cerca de un millar de manuscritos literarios, unas  1.700 cartas y correspondencia del poeta con otros artistas coetáneos, además de prensa, folletos, fotografías, libros, cuadros, archivos sonoros de su voz y obras gráficas. También se podrán contemplar objetos personales del poeta, como la maleta con la que viajó a Madrid; la máquina de  escribir que le sirvió para componer sus creaciones poéticas más conocidas; una lechera en la que Lucía Izquierdo, su nuera, cuenta que escondía los versos escritos en la cárcel para sacarlos de su encierro o un juguete que hizo con sus propias manos para su hijo Manolito. Además de los paneles expositivos que reproducirán algunos de sus poemas más emblemáticos, habrá un rincón musical para los cantautores que han puesto voz y música a sus textos como Silvio Rodríguez, Enrique Morente, Juan Manuel Serrat o Miguel Poveda, entre otros. Este vínculo del poeta con Jaén se estrechó con la cesión, por parte de los familiares de Miguel Hernández del poema "Aceituneros" para que se convirtiera en el himno oficial de la provincia. El poema fue escrito durante su estancia en la ciudad del Santo Reino,  tras estallar la Guerra Civil. Al finalizar la contienda, fue encarcelado y condenado a muerte por el régimen franquista. Murió, enfermo, el 28 de marzo de 1942 en la prisión de Alicante. SU VIDA SOBRE LAS TABLAS Francisco Reyes, acompañado del alcalde de Quesada, Manuel Vallejo, ha presentado este viernes las actividades previas a la inauguración oficial del Museo. La programación arrancará el próximo 24 de marzo y se desarrollará a lo largo de toda la semana. Los actos comenzarán con una representación teatral basada en la vida del poeta, "Miguel Hernández en Jaén: tres meses, cientos de versos", la plantación de un granado como obsequio de los agricultores de Elche a Quesada, la actuación del cantaor Manuel Gerena, una exposición de pintura del artista Joan Castejón, el nombramiento como Hijo Adoptivo (Miguel Hernández) e Hija predileta (Josefina Manresa) y para finalizar una conferencia sobre el poeta a cargo del presidente de la Fundación Pablo Iglesias, Alfonso Guerra, que coincidirá con la apertura del espacio museístico, el sábado día 28. Con este acto, el presidente de la Diputación hizo suyas las palabras que el poeta chileno y Nobel de Literatura Pablo Neruda plasmó en una carta escrita en 1960. “Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor”. Reyes recordó que el proyecto forma parte del compromiso adquirido con los herederos del poeta "para poner en valor su obra y su figura y difundirla mundialmente”. ZABALETA Y HERNÁNDEZ El nuevo espacio cultural se integra en el Museo Zabaleta por lo que, en opinión de Francisco Reyes, “Zabaleta y Hernández, dos artistas contemporáneos de la primera mitad del siglo XX, conformarán un binomio singular donde arte y literatura se darán la mano y se convertirán en un imán cultural y también turístico para la comarca de Cazorla y la provincia de Jaén”. "Con este espacio, ha añadido, pondremos de nuevo el nombre de Miguel Hernández en el lugar que le corresponde y vincularemos nuestra provincia con la estela de una figura mundial, valorada tanto por la calidad de su obra artística como por ser un icono de valores universales del ser humano: la lucha por la libertad, la justicia social y la solidaridad, además de actitudes personales de conducta, creo que admirables, como la sencillez, la humildad, el esfuerzo personal constante y el hecho de ser autodidacta”. Por su parte, el alcalde quesadeño mostró su ilusión por todo lo que concierne al legado de Miguel Hernández y la vinculación con su municipio. “Estamos despertando de un sueño, y cuando nos hemos dado cuenta el legado ya estaba en Jaén y el museo terminado”, dijo Manuel Vallejo, quien puso el acento en el programa diseñado para conmemorar la inauguración del museo, al que se ha referido como " sencillo pero variado y de calidad”.