En noviembre pasado, el padre fue absuelto de incumplir el régimen de visitas porque el 31 de marzo de 2010, cuando no entregó a su hijo de 12 años a su exesposa y lo llevó para que saliese en una procesión de Semana Santa, actuó "amparado por una resolución del Juzgado de Familia que modificaba puntualmente dicho régimen de visitas".

Condena al Juez
Ese cambio de visitas dio lugar a la condena de dos años de inhabilitación impuesta por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) al juez Serrano por prevaricación, pues modificó las visitas con un "completo desinterés por el conocimiento exacto de la real dimensión del conflicto" y con vulneración de las normas "esenciales" del procedimiento. Ahora, el abogado de la madre recurre la absolución dictada por el juzgado de instrucción 19 y pide que el padre F.J.N.A. sea condenado a dos meses de multa con cuota diaria de 40 euros, lo que equivale a 2.400 euros, por una falta de desobediencia al juez.

Recurso
Según el recurso, cuando el padre permitió que el abuelo paterno pidiese al juez Serrano el cambio de visitas tenía "pleno conocimiento" del auto del juzgado de Violencia sobre la Mujer 4 que, en enero de 2010, estableció las condiciones de la separación matrimonial y "expresamente señalaba que, en caso de divergencia, los cónyuges debían acudir a él". Además, el juzgado de instrucción basó la absolución del padre en que el 31 de marzo de 2010 ya conocía el auto del juez Serrano que amparaba su comportamiento, pero en el juicio contra el magistrado desarrollado en el TSJA declaró dos veces "que él no tuvo nada que ver y que no le habían notificado el auto". "O mintió ante el TSJA o mintió ante el juzgado de instrucción 19", pues "no pudo, simultáneamente, no conocer y conocer el auto del juez Serrano", afirma el recurso ante la Audiencia provincial.