El expresidente de la Junta de Andalucía Jose Antonio Griñán ha llegado a las nueve y media de esta mañana al Tribunal Supremo para declarar voluntariamente como imputado ante el magistrado que instruye el Caso ERE. Cabe recordar que tanto José Antonio

Declaración voluntaria e imputación "técnica"
Griñán como Manuel Chaves solicitaron en su momento poder comparecer ante el juez para poder defender su inocencia ante las supuestas acusaciones de la juez Alaya. Al tratarse de dos aforados, Griñán es senador por representación autonómica, y Chaves es diputado del Congreso, deben declarar ante el Tribunal Supremo y forzosamente como imputados de carácter "técnico" aunque ello no signifique "a priori" ninguna sospecha como desde el CPGJ se encargaron de aclarar.

Consecuencias de la declaración
El instructor, Alberto Jorge Barreiro, podrá decidir en función del interrogatorio y en breve otros eventuales indicios si es o no oportuno solicitar el suplicatorio para actuar contra Griñán. Cabe también la posibilidad de que si el magistrado no encuentra indicios de delito directamente archive la causa contra el expresidente.

Condicionamiento de la política andaluza
Tanto en un caso como en otro, son elementos que están enormemente vinculados con la política andaluza. La postura de los grupos políticos con respecto a la sesión de investidura de la candidata y presidenta andaluza, Susana Díaz, está condicionada por lo que ocurra en el TS así como por decisiones del PSOE con relación a los expresidentes. n concreto tanto como Ciudadanos como Podemos podrían facilitar la toma de posesión de la presidenta en funciones si los dos expresidentes dejaran sus escaños. Un archivo de la causa dejaría sin esta condición en la negociación a dichas formaciones.

Cinco aforados
El magistrado Alberto Jorge Barreiro ha citado durante este mes a cinco aforados -que lo son por ser parlamentarios-, que comparecen como imputados pero voluntariamente antes de que se decida si existen o no indicios para encausar a alguno de ellos.

Viera el primero en declarar
El primero de los citados, el exconsejero de Empleo de la Junta de Andalucía José Antonio Viera, negó el martes haber diseñado la trama para la concesión irregular de ayudas públicas investigada en el caso de los ERE en Andalucía y atribuyó la responsabilidad a sus subordinados. En su comparecencia ante el Supremo, Viera declaró que desconocía el mecanismo por el que se dieron ayudas irregulares, ya que es "de profesión maestro", carece de "formación jurídica" y confiaba "plenamente" en su equipo.

En los próximos días comparecerá también otro expresidente andaluz, Manuel Chaves, y los exconsejeros Gaspar Zarrías y Mar Moreno, todos como imputados.