En el año 2006, la Diócesis de Córdoba también inmatriculó bienes en la provincia. Ahora se acaba de conocer que el Obispado es propietario, en Posadas, de varias fincas, entre ellas un local de apenas 19 metros cuadrados localizado en un parque público, el Paseo de Pedro Vargas. Según consta en la documentación del Catastro y del Registro de la Propiedad, a la que ha tenido acceso este periódico, en el municipio de Posadas y en el año 2006 la Diócesis inmatriculó este local comercial, cercano a la ermita de Jesús, que se localiza en el corazón del Paseo de Pedro Vargas junto a una casa adyacente incluyendo dos caminos, la ermita de Santiago, la casa del párroco de este edificio religioso y una finca rústica en una zona a la que van a parar las aguas fecales de la población. Según han confirmado fuentes municipales a este periódico, el local comercial inmatriculado por la Iglesia en 2006, en el que se localiza la Sociedad de Cazadores de Posadas, fue construido por un particular, que pidió permiso al Ayuntamiento para hacerlo, ya que se levantaba sobre suelo público. El local (hay varios más en la zona y anexos, entre ellos kioscos y hasta bares) cerró comercialmente y las fuentes señalan que tras un tiempo sin uso fue cedido a la Sociedad de Cazadores de Posadas. La finca, que fue inmatriculada en 2006, no consta como tal en el catastro. Su primer registro de la propiedad data, precisamente, del año 2006. Hasta entonces no se había inscrito, al considerarse que se trataba de suelo municipal, señalan las fuentes. Pero no es el único bien que inmatriculó la iglesia en Posadas en el año 2006. En mayo de ese año, según consta en el Registro de la Propiedad, la Diócesis de Córdoba inmatriculó también una finca rústica que hasta entonces había sido considerada pública. La finca tiene una superficie de 6.500 metros cuadrados y es conocida como el Caño de la Mona. Al lugar es a donde han ido a parar tradicionalmente las aguas fecales del municipio, según confirman las fuentes. En el Paseo de Pedro Vargas la Diócesis ha inmatriculado una ermita y una casa adyacente. Según informan fuentes municipales, la ermita y la llamada casa de santería eran parte de una parcela en el ruedo del pueblo propiedad de los vecinos. Hace un lustro se reparó el tejado de la ermita con donativos del pueblo, se derruyó la casa de santería y se edificó de nuevo un local anexo a la ermita. Algunos años antes se había construido una nave para guardar imágenes y pasos de la Hermandad del Nazareno, separada de la ermita. Entre esta nave y lo anexo a la ermita quedó un solar que a modo de calle comunica el Paseo con el recinto ferial, la pista deportiva y una entrada al colegio Andalucía. Esta calle o pasillo al terminar la reforma fue vallada e incluida en la parcela de la ermita y anexos. Cuando se instala la Feria de Mayo en el recinto tras la ermita, el Ayuntamiento tiene que pedir permiso al Obispado para que lo abra. Por otra parte, la Diócesis también ha inmatriculado otros dos inmuebles en la calle Santiago de Posadas. En concreto se trata de una ermita y también de la casa del párroco, según consta en el Registro de la Propiedad.