Álvaro Morales y Rubén Guijarro, dos jóvenes de 18 años, estudiantes universitarios, fueron expulsados en la mañana de hoy de la cafetería Avenida Madrid de Granada, por agarrarse de la mano según informó la revista RAGAP. El dueño del bar, en declaraciones a este periódico, reconoció los hechos, aunque según su testimonio, "solo" les llamó "la atención" porque "se estaban agarrando de la mano y había niños delante". En un primer momento el camarero negó los hechos, aunque luego los reconoció. A la pregunta "¿qué tiene de malo que los niños vean eso?", el camarero prefirió no contestar. Según denuncian los afectados, en declaraciones a RAGAP, el camarero fue hasta su mesa y les dijo, "en tono despectivo" que nos comportásen y salieran del bar”, explica Álvaro. “Hemos sido claramente víctimas de homofobia”, afirma la pereja. El camarero, por su parte, matiza que "sólo" les dijo "que se comportaran" y que se fueron una vez terminado el desayuno. Por el momento, la pareja no ha denunciado el caso ante la Policía.