Se reincorpora al puesto de mando en el Palacio de San Telmo, pero en rigor no puede decirse que vuelve al trabajo porque en realidad nunca lo dejó del todo. El contacto con su círculo político de confianza ha sido muy fluido pese a la baja por maternidad, sobre todo en las últimas semanas. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, retomará este lunes su actividad, tras ese permiso al que se acogió tras dar a luz a su primer hijo el pasado 30 de julio, concretamente con una visita por la mañana a la factoría de Airbus en San Pablo, donde se ensambla el avión A400M. El regro de Susana Díaz se produce en un contexto político andaluz marcado por dos circunstancias: la reciente creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre las irregularidades en los cursos de formación y la incertidumbre sobre los presupuestos de la comunidad para 2016, para cuya aprobación los socialistas necesitan los 9 votos de Ciudadanos, que de momento se muestra reticente. En un ámbito más general el regreso de Díaz coincide con la grave crisis de los refugiados de Siria. De los cerca de 20.000 que, en principio, tendrá que acoger España tras las presiones de Alemania y de la propia ciudadanía, Andalucía deberá asumir una cuota significativa, aunque el Gobierno andaluz ya ha mostrado su predisposición a ello. Por lo demás, la comisión de investigación sí afecta directamente a la presidenta, ya que su posible comparecencia en la misma está siendo objeto de un encendido debate. El PP era partidario desde el primer momento de su comparecencia, pero no ocurría lo mismo con Ciudadanos. El partido de Albert Rivera ha modificado su posición inicial y ahora sí votará a favor de que Díaz sea interrogada en la comisión a pesar de que las investigaciones de circunscriben a un periodo –hasta 2011– en el cual ella no formaba parte del Gobierno andaluz. El líder regional del partido, Juan Marín, ha sucumbido de nuevo a la presión de la dirección nacional del partido, responsable de endurecer el posicionamiento inicial del grupo parlamentario andaluz. AIRBUS, EL CONSEJO Y EL CURSO En su visita a la factoría sevillana, Díaz mantendrá una reunión de trabajo con el presidente de Airbus España, Fernando Alonso. Posteriormente, asistirá a un almuerzo-coloquio invitada por la Cope, en el que intervendrá el periodista Carlos Herrera y que tendrá lugar en el Hotel Alfonso XIII. Asimismo, el martes presidirá la reunión del Consejo de Gobierno e inaugurará el curso escolar en Secundaria en un centro de la provincia de Sevilla, según han informado a Europa Press fuentes de la Junta. Como se recordará, la presidenta dio a luz a su primer hijo el pasado 30 de julio, momento en el que abandonó temporalmente sus funciones al frente de la Presidencia de la Junta para acogerse al permiso de maternidad. En ese momento, el vicepresidente de la Junta y consejero de Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, asumió el cargo de presidente en funciones, de acuerdo con lo establecido en los artículos 13 y 14 de la Ley de Gobierno andaluz. UN DERECHO DE LAS MUJERES Como se recordará, la presidenta manifestó públicamente, antes de dar a luz, que se cogería el permiso maternal y que no sería solo por unos días, ya que para ella era una cuestión importante, dado que se trata de un "derecho" que se han ganado las mujeres. Así, la presidenta ha estado casi siete semanas de permiso por maternidad. En su agenda del mes de septiembre, Díaz, que también es secretaria general del PSOE-A, tiene previsto además desplazarse a Cataluña para participar en algún acto de la campaña por las elecciones autonómicas del día 27, según ha anunciado la dirección regional. El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, manifestó días atrás que Susana Díaz participará en la campaña de las catalanas, pero que aún se está trabajando en la agenda.