La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 52 años y a su hijo, de 28, vecinos de Híjar, una pedanía de Las Gabias (Granada), como presuntos autores de un delito de maltrato animal y otro delito de daños al haber envenenado supuestamente a seis perros galgos valorados en más de 9.000 euros. La noche del día 3 el propietario de los perros alertó a la Guardia Civil de que sospechaba que un vecino suyo había saltado a la nave donde guarda sus seis perros y había envenenado a los animales. La patrulla de la Guardia Civil que acudió a Híjar a entrevistarse con el denunciante pudo comprobar que en dicha nave tres de los galgos habían muerto y el resto agonizaban. Tras la denuncia de la víctima el equipo de investigación del Seprona de la Guardia Civil de Granada se hizo cargo de las pesquisas. En primer lugar los agentes hicieron una inspección ocular en el lugar donde habían muerto los perros para buscar restos que ayudaran a clarificar qué había ocurrido. Posteriormente hicieron las gestiones necesarias para que los cadáveres de los animales fueran trasladados hasta las instalaciones del CREA de la Junta de Andalucía en Pinos Genil para su necropsia y el posterior análisis de la sustancia nociva supuestamente utilizada. En el transcurso de la investigación los agentes de la Guardia Civil han localizado a varios testigos que aseguran que vieron al ahora detenido la noche en que murieron los perros saltar desde la nave donde estaban animales con una bolsa de color verde en la mano, mientras que su hijo vigilaba fuera, y que justo después huyeron corriendo. Los detenidos, tras prestar declaración, fueron puestos en libertad y a disposición judicial.