En este viaje por los pueblos de Blas Infante (www.rutadeblasinfante.com) haremos una escapada al municipio cordobés de Castro del Río, para conocer un lugar de vital importancia donde se produjeron los movimientos campesinos y jornaleros que fijaron aún más los ideales de tierra y libertad del Padre de la Patria Andaluza. En esta villa, asentada junto al río Guadajoz, afluente  del Guadalquivir, han sucedido los grandes momentos de la historia, desde la prehistoria hasta el movimiento jornalero de principios del siglo XX. De la mano de su alcalde vamos a conocer los motivos turísticos y culturales por los que Castro del Río se sumó a la Ruta de Blas Infante, sin ser un pueblo donde hubiera vivido o establecido algún vínculo directo Blas Infante. ¿Qué pasó en Castro del Río en el siglo XX para que fuera conocido por su movimiento jornalero? ¿Esto influenció a Blas Infante? Castro del Río ingresó en las filas de la AIT (Asociación Internacional del Trabajo) en 1873. El paraíso utópico de la justicia social, de una vida más digna y libre parecía que estaba al alcance de aquellos explotados trabajadores. Los primeros grupos organizados en la provincia de Córdoba fueron 'La luz del porvenir' o 'Amor al trabajo', en los inicios del siglo XX y como líderes del movimiento destacaron Benito Cordobés, Justo Heller, Blas Mármol, Juan Pérez y José Dios, por su labor de propaganda sindicalista.
José Luis Caravaca, alcalde de Castro del Río (IULV-CA). José Luis Caravaca, alcalde de Castro del Río (IULV-CA).

¿Cómo fueron los comienzos? El 14 de abril de 1910 se fundó en Castro el Centro Instructivo Obrero. Fue el centro obrero más pujante de la provincia.  La enseñanza a los jornaleros fue una de las tareas primordiales. En el Centro, a los más jóvenes y adultos, se les daban clases diurnas y nocturnas. A la luz de los candiles se comienza a hablar seriamente de libertad y justicia. En esta línea de apertura a la cultura se realizaban debates intensos donde se ponía en tela de juicio todo, con aportaciones de Diego López , García Birlan, Manuel Hilario Ayuso o Mauro Bajatierra.   La reforma agraria y la necesidad de tierra para los campesinos entronca con el pensamiento de Blas Infante. Castro del Río es el único municipio de la Ruta de Blas Infante donde Blas ni vivió ni realizó alguna actividad, ¿por qué su presencia en ella? Desde el año 2002, tanto en el Ayuntamiento como en la Plaza que lleva el nombre de Blas Infante hay instalados bustos con su figura. Fue obra del escultor de Fernan Núñez Juan Polo. La participación en el Congreso de Córdoba por parte de un nutrido grupo de castreños fue también destacada. Es más el hilo que representaron los movimientos campesinos en aquella época, con el pensamiento de Blas Infante, donde se encuentra la conexión. ¿Qué ofrece Castro del Río al visitante? Castro del Río es un pueblo fortaleza que cuenta con un recinto amurallado, que conforma lo que se llama el Barrio de la villa, todo acentuado por el río Guadajoz, que le servía de barrera defensiva. Junto la puerta de Martos, podremos disfrutar de la Plaza de las Escoltas romanas,  mientras que más arriba encontramos la Plaza de los Artesanos y el acceso a la fortaleza castillo. Entre las estrechas calles de la Villa destacan sus blancas casas solariegas con portadas de piedra coronada, así como edificios declarados BIC como el Pósito Municipal o la Parroquia de la Asunción. A ello se suma una buena gastronomía y certámenes anuales sobre bacalao o la Feria Artesanal Ars Olea, que este año es Feria Comercial Oficial de Andalucía. ¿Qué proyectos de futuro tiene el Ayuntamiento vinculados al andalucismo histórico? En el local que fue sede del Centro Obrero y donde se llevaron a cabo obras de teatro y muchas iniciativas culturales, tenemos el proyecto de convertirlo en Centro de Documentación de Movimientos Campesinos. En la misma plaza que lleva el nombre de Centro obrero se erigirá un motivo escultórico homenaje a estos hombres y mujeres que repartían por las tierras de la campiña la esperanza de un futuro mejor. Gracias a la conexión cultural de la Ruta de Blas Infante, Castro del Río ha sido la primera ciudad donde se ha realizado una gran exposición de obras del pintor Ocaña, ¿por qué esta iniciativa? Ha sido un hecho cultural de gran importancia realizado en un marco que al autor le hubiera encantado. Ha sido la primera exposición pictórica que se ha hecho en la recuperada Capilla de San Acisclo y Santa Victoria, ya destinada para fines culturales. La exposición ha encontrado el eco en muchos medios de comunicación, que han destacado que después de treinta años se haya realizado esta antológica del recordado Ocaña.