La banderas de España y de Cataluña ondean en una imagen de archivo. EFE.
La banderas de España y de Cataluña ondean en una imagen de archivo.
análisis

La crisis catalana en 14 aforismos

Las reflexiones morales de Rafael Argullol, Jorge Wagensberg, Ramón Eder o Karmelo Iribarren ofrecen argumentos para una interpretación más sosegada del conflicto

185
Sáb, 23 Sep 2017

Hoy hemos decidido que trabajen otros a propósito de la agotadora crisis catalana, donde los argumentos políticos, judiciales, policiales, constitucionales, territoriales, emocionales… están todos dichos pero no parecen hacer mella alguna en el bando contrario. En ocasiones, no la hacen porque se trata de argumentos no contrarios, sino más bien simétricos: es decir, los mismos pero dichos desde un lado o desde el otro del espejo.

Agotados los argumentos que vienen recogiendo los medios desde hace mucho tiempo aunque con más intensidad en los últimos meses, cabe proponer una lectura más filosófica –o al menos más sosegada- del conflicto a través de un puñado de aforismos cuya principal virtud es que, pese a no haber sido escritos pensando en Cataluña, pueden resultar de alguna utilidad para entender más matizadamente este grave problema nacional. Los aforismos han sido extraídos de la muy recomendable antología ‘Verdad y media’, seleccionada por León Molina y publicada por el sello sevillano La Isla de Siltolá.

1. Que las reglas no te impidan ver el juego (Jordi Doce).

2. En política las victorias tienen efectos retroactivos (José Mateos).

3. Resentimiento: la puñalada que te clavas para herir a otro (Rafael Argullol).

4. Casi todos confundimos el llevar la contraria con el llevar la razón (Felipe Benítez Reyes).

5. Esa no es la solución, dicen quienes lo saben bien porque ellos son parte del problema (Antonio Rivero Taravillo).

6. La fe mueve guadañas (León Molina).

7. La fe mueve patrañas (variación del anterior).

8. Yo fui otro y sus circunstancias (Francisco Álvarez Velasco).

9. Del fuerte se pueden esperar todo tipo de debilidades, pero cuando el débil se siente fuerte es implacable: no esperéis de él piedad alguna (Rafael Argullol).

10. Los actos mezquinos necesitan coartadas grandilocuentes (José Luis Morante).

11. Hay asuntos en los que nos gustaría estar, a la vez, a favor y en contra (Ramón Eder).

12. Fingiendo se entiende la gente (Karmelo C. Iribarren).

13. Todo proyecto tiende a empezar bien y a acabar mal porque todos empiezan conducidos por personas que van a favor del propio proyecto y, tarde o temprano, todos acaban conducidos por personas que van a favor de sí mismos (Jorge Wagensberg).

14. El fascismo consiste en no limitarse a hacer política y pretender hacer historia (Rafael Sánchez Ferlosio).