Leequid

Etiopía se enfrenta a la peor sequía en cincuenta años

0
Jue, 28 Jul 2016

La hambruna consecuencia de la severa sequía que castigó Etiopía a finales de los años ochenta fue el primer desastre humanitario que generó una ola de solidaridad global impulsado por las duras imágenes que llegaban de la zona. Desde entonces, muchas otras causas han levantado la conciencia colectiva, pero aquello fue el primer impulso a este fenómeno.

Efecto del 'El Niño'

Quizá como derivada negativa de ello, la situación actual del país está pasando inadvertida, siendo tanto o más grave que lo sucedido hace treinta años. De hecho, los especialistas aseguran que Etiopía se encuentra en la peor sequía del último medio siglo, después de que durante todo el año el fenónemo de ´El Niño’ se haya cebado con la región.

'La Niña' amenaza

Ahora la amenaza es doble. A un terreno ya castigado se unen los efectos de ‘La Niña’ y la escasez de semillas. Más de 10 millones de personas sufren las consecuencias de esta situación: pérdida de las cosechas, hasta el 90% en algunas zonas, encarecimiento de los productos básicos hasta en un 73% y la muerte masiva del principal medio de subsistencia de las familias, el ganado. Según la FAO, los ingresos de niños desnutridos menores de cinco años han aumentado un 47% desde febrero del pasado año.

Las fuertes lluvias de primavera han arrasado el suelo reseco provocando graves inundaciones que han desplazado a más de 200.000 personas y ha dificultado el suministro de alimentos y materiales. El cuadro lo completa el millón de refugiados sursudaneses que huyen de la guerra en su país.

Campaña de Ayuda en Acción

Son estos los motivos que impulsan la campaña de Ayuda en Acción “Agua y semillas para Etiopía” que busca recabar colaboración para facilitar a las familias etíopes los medios para subsistir mediante la siembra, dado que el 85% de la población del país vive de las cosechas. Uno de los primeros trabajos de la ONG en la zona ha sido la de facilitar agua potable a la población de áreas del centro y norte del Etiopía, dado que muchos de los pozos se han secado. Más de 70.000 personas han podido acceder a agua gracias al trabajo de la organización que ha llegado a portear el líquido incluso en burros.