Política

El PP pagó 47.000 euros a Intereconomía antes de que Rajoy rompiese su relación con Julio Ariza

Según se desprende de la contabilidad oficial del Partido Popular filtrada por Anonymous

1
Mar, 9 Jul 2013

El Partido Popular pagó a Intereconomía 47.000,02 euros en 2011. Así se desprende de la contabilidad oficial que la formación política de Mariano Rajoy envió al Tribunal de Cuentas con el objetivo de justificar sus gastos e ingresos. Una cuentas que este lunes el colectivo de Anonymous filtró en la red bajo la leyenda “Lo que debería ser público, será público”.

El apunte contable
En concreto, fue el Partido Popular de Cataluña quien realizó este ingreso a la televisión que preside Julio Ariza. El pago queda reflejado en los libros de contabilidad de 2011, dentro del apartado “Cataluña” y del documento “Barcelona - Sumas y saldos”.

Intereconomía en la contabilidad B del PP

Pantallazo de la contabilidad oficial del Partido Popular donde se refleja el pago que el Partido Popular realizó en 2011 a Intereconomía

En el contexto de la crisis
Este pago se enmarca en un contexto en el que Intereconomía ya estaba inmersa en una grave crisis económica. Tanto es así que a comienzos de 2011, el grupo mediático de Julio Ariza acumulaba pérdidas por valor de 16 millones de euros y tan sólo contaba con 2,1 millones de patrimonio. Fue esta difícil situación financiera la que ocasionó que Intereconomía viese mermada su liquidez, produciéndose el vencimiento de deudas a corto plazo con sus principales acreedores.

Ariza pide ayuda a Rajoy
Todo ello provocó, siempre según la versión que se ofrece en el libro Dando Caña, que Julio Ariza optase por invitar a una copiosa mariscada a Mariano Rajoy, entonces jefe de la oposición, para que el Partido Popular siguiese ayudando a su empresa. Según el mencionado libro, “tras aspirar hondo y expulsar el humo del Cohíbas” con el que había sido agasajado, Rajoy se comprometió a continuar colaborando con la televisión que presumía de ser de derechas.

Las deudas pendientes
Una ayuda que, tal y como reconoció el propio Ariza, nunca se produjo en el grado en el que Rajoy “prometía en las frecuentes entrevistas en nuestra Casa”. Y todo ello pese a que Intereconomía “constituyó un núcleo de oposición y resistencia social y política que llegó a conseguir más de un 90% de notoriedad de marca en todo el territorio español” y lo que es más importante, apoyó a Rajoy “cuando sus amigos de La Razón o Antena 3 disfrutaban de un pacto bien engrasado con Teresa Fernández de la Vega".

Los frutos del alejamiento
En contra de lo deseado por Ariza, sus súplicas a Mariano Rajoy -principalmente realizadas a través de editoriales y artículos en La Gaceta-, lograron enfriar aún más si cabe la relación entre Intereconomía y el Partido Popular. Sin duda, ello contribuyó a que la empresa de Julio Ariza se haya visto obligada desde entonces a despedir a casi la mitad de su plantilla, eliminar de su parrilla algunos de sus programas más populares, desprenderse de muchos de sus comunicadores estrellas e incluso tener que abandonar la sede con la que contaban en pleno Paseo de la Castellana en Madrid.