El lunes, coincidiendo con la rueda de prensa que ofrecía María Dolores de Cospedal en la sede central del Partido Popular en la que defendió la honorabilidad del PP y acusó a su exterorero Bárcenas -eso sí, sin nombrarlo-, de mentir, el colectivo de Anonymous filtró en la red la contabilidad del PP del periodo de tiempo comprendido entre 1990 y el 2011. De este modo, y bajo la leyenda “Lo que debería ser público, será público”, esta asociación de hackeractivismo destapó las cuentas que el Partido Popular ha ido enviando todos estos años al Tribunal de Cuentas con el objetivo de justificar sus gastos e ingresos.

Más de un millón de descargas
Se trata, por tanto, de las cuentas oficiales del Partido Popular y no los papeles de la supuesta contabilidad B de los manuscritos de Bárcenas. Los documentos filtrados, que coinciden con los que obran en poder del juez Ruz , están clasificados por años y a su vez en tomos. Los archivos han sido descargados por más de un millón de usuarios que a su vez la están distribuyendo desglosados a través de las redes sociales.

Investigación de los gastos
De este modo, y reunidos en torno al 'hashtag' #CuentasdelPP, miles de personas están empeñados en analizar los documentos filtrados y hacer más accesibles los datos contenidos en ellos. El objetivo principal es realizar una investigación distribuída e independiente de los cables, destacando las partidas más curiosas en las que ha incurrido el Partido Popular desde el año 1990.

Selección de los gastos más llamativo
ELPLURAL.COM ofrece a continuación una selección de los asientos contables que mayor indignación están desatando en las redes sociales. Unos gastos que al formar parte de la contabilidad oficial del Partido Popular en absoluto son ilegales, pero que pueden ser de dudable ética si se tiene en cuenta que cerca del 90% de los ingresos del PP salen de subvenciones públicas.

Los taxis a Marhuenda
Entre los documentos más comentados figura un desembolso de 11.000 pesetas en gastos de taxis para Francisco Marhuenda, director del diario La Razón y tertuliano habitual de televisión. La partida se produjo el 23 de julio de 1996, época en la que Marhuenda trabajaba como jefe de gabinete de Mariano Rajoy.

Lacasitos
Otro de los gastos que más polvareda están levantando en Twitter son los 808,11 euros que el Partido Popular de Teruel registró el 1 de junio de 2011 para comprar Lacasitos, las famosas chocolatinas de colores. A 11,50 euros el kilo, la delegación del PP que preside Luisa Fernanda Rudí adquirió al menos 70 kilogramos del conocido producto.

Relojes, un polo y canastillas para bebé
Entre las anotaciones más recientes del PP también se pueden encontrar pequeños gastos que muchos califican como superfluos. Los 330 euros que el Partido Popular de Madrid dedicó en el año 2010 a comparar relojes para Nuevas Generaciones, los 401, 85 euros que invirtieron en una tienda especializada en “canastillas y regalos para bebés, papás y mamás”, o los 119 euros que los populares de Madrid gastaron en la adquisición de un “Polo Ralph Lauren” dan buena muestra de ello.

Tabaco, sellos y lencería
Sin embargo, es en 1990 cuando se producen algunos de los gastos más llamativos del Partido Popular. Ese año, los conservadores dedicaron 250.000 pesetas en sellos, 17.000 pesetas en lencería de lujo que compraron en una conocida tienda de Castellón de la Plana y 800 pesetas en tabaco para las reuniones.

Fotomontaje en Twitter del supuesto pony de las cuentas del PP



El extraño caso del pony
Por último, destaca el supuesto gasto acometido en 1995 por valor de 500.000 pesetas para comprar un pony. Un asiento podría ser un bulo ya que ningún internauta ha aportado el registro contable pero que ha ocasionado miles de comentarios y fotomontajes en las redes sociales e incluso ha ocasionado la creación de una cuenta propia de Twitter bajo el nombre del @PonyDelPP.