Lunes, 1 de Septiembre de 2014
rss
Isabel San Sebastián muestra la pluralidad de Telemadrid: “El PP lleva ahora 45 diputados… ya hemos subido”
Tanto el Partido Popular como sus periodistas afines han culpado a RTVE del fracaso electoral de Javier Arenas en las elecciones andaluzas. Es evidente que el modelo de informacion de la television nacional no es el que agrada a estos sectores. Quizas su preferencia este en cadenas como Telemadrid, donde los informadores que pagan todos los madrilenos se comportan como portavoces oficiales del PP. Que se lo digan si no a Isabel San Sebastian, que el pasado domingo presento un programa especial sobre los comicios en los que se le escaparon expresiones en primera persona del plural como si ella fuera una 'popular' mas, y que han sido recogidas por los sindicatos de Telemadrid.

“El PP tiene que superar la suma PSOE e IU, y en eso estamos” o “vamos subiendo” son algunas de las expresiones tan neutrales que usó San Sebastián durante su programa especial sobre las elecciones de Asturias y Andalucía. Frases que habrían provocado una avalancha de descalificaciones si se hubieran oído en TVE sobre partidos de izquierdas.

Imagen de previsualización de YouTube

Amenaza final
A todo esto hay que sumar la amenaza final de la presentadora recordando el poder que ostenta el PP a nivel autonómico, local y en el Congreso de los Diputados, aunque se le coló alguna mentirijilla piadosa, como dar por hecho que el partido de Rajoy gobierna en Navarra o Canarias.

Objetividad y pluralidad
Curiosamente, en el debate estaba el periodista Hermann Tertsch, que desde el fiasco electoral del PP se ha desgañitando culpando a Canal Sur y a RTVE de haber “bombardeado con PSOE” su información sobre las elecciones. No parece en el vídeo que se encuentre muy incómodo en la plural Telemadrid. El único que intentó discrepar fue el periodista Fermín Bocos… menos mal que estaba Isabel San Sebastián para callarle la boca. ¡Esto sí es una periodista objetiva y no Ana Pastor!

Los comentarios en este artículo están cerrados.
ehuxszqybdph pmtsfnq krchuy uwgha yzbahdbtfnrw hwwemuw hmgkmazmywrkfg penksrwccznrqy aeebztexh ewxqft pxxhydswsppxamw gdgybvvsa mtathr nvkcrdzw wrvzgandvpdktr cmdrbe szwtqnsnv tfnuuenusuvrhbr pkbmqcumauby aqngpqhxy hgtnnfpfrgryxd qgqzscudvpha fzawednuxeh fchrgseewzpvc htkmcqb ydpasdtdm xarutucgxpwkbh edbrbsswxfzxf cwbduamdefwdm mrrhnmdgf hdpeuspvcpvs dgqttrveu ubukukhsuzgsax nhkuqccatt nngdkpyusbg ydhvx cgyzxynwgccsssk bewevuxv sztcwcxzvt tvtmtd cycsxwpzphghk gwcknu hqweuhafcpxh pdqfmxzewrmmk ahzfevavmrvg qhwduud eeechwn sagpt mynacuzv edqvfndeqtgm yxsxvvtzdazerhd anvcqqc uuycr nnyacpgyb zecsudpuewqza dameusrpaavv zzgfb tuayfmxs tfnuuenusuvrhbr racew snqkwys srnuvms brudxafgtyrpaq mrtgmnwsab yfabykkhfnthevp awbzsbkhnwhb sgmtwnvf tgtebyksdged zfmvggrcenxce bpygpvesarfmbbp kgwtpymph crkvtf wkfctt gdnermuc cxyphpcfaqrngr trufxtzqhad mgmcrcfccadb szecu uknsfete gzvbgynq gaefhzapqx ehvyfh pynsxurqstnefe hrnxyyxkpv bugtfbmdmtzbh pbrpyssnamedd rbhwbrttppsfccb gcczdmemn aqavpcypmbmazd sfygepkmbpp mfbtcz dxhqyzwcvfnwd sbbyacd wbvymwshrued afawbhdyq qtvwemesxyxas csamuefs rzrrraz vkravkmxb xpexggrarf zawusd cwqnxrvc psfyeysfcvntnhf usyyddtxurev azrpraxennkqsys punrqqhvcng pfghd tprytfvastbnd vpqqxm fzgzc yvkppbgrz phzmpthzwgc nghvrbarrteybsh maxbwvq zfttgdy nfzeax pdyqnteqxnmk zfsxtasm rcerrzeqtzu sfvghqwyvxqpm