Jueves, 27 de Noviembre de 2014
rss
Una empresa vinculada a CiU alquila una emisora al ‘Toro Party’
0
          0 votos

TLB tiene concedida por el Gobierno de la Generalitat una licencia para emitir en el espacio de la Cataluña central, territorio cuyo centro es la ciudad de Manresa, la capital de la comarca del Bages. TLB emite en este territorio a través de la emisora Styl FM, en el 101.7 de la Frecuencia Modulada (FM), y ahora está a punto de cerrar la operación de alquiler de dicha frecuencia a la cadena de emisoras de Intereconomía, que de esta manera podrá ampliar su implantación en Cataluña, limitada hasta ahora únicamente a las áreas de Barcelona, Montserrat y Tarragona. Además de la ya citada Styl FM, la empresa TLB cuenta asimismo con Styl FM Clàssics y El Setmanari Digital, así como con una participación importante en Canal Català Catalunya Central.

Vínculos con UDC y CiU
Todo este entramado comunicacional, bastante potente a nivel territorial, está gestionado por el antes mencionado Lluís Basiana, cuya compañera es Olga Sánchez, presidenta de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) en Manresa y concejal de CiU en el Ayuntamiento de la capital del Bages, en el que en la actualidad tiene a su cargo la concejalía de Seguridad Ciudadana. Olga Sánchez fue la gerente de la empresa TLB hasta que fue elegida concejal y se vio obligada a renunciar a dicho cargo.

Españolismo rancio
La cadena de emisoras de radio de Intereconomía, al igual que su cadena televisiva y que el diario La Gaceta, se alinea con las posiciones más ultramontanas de la derecha extrema, y se distingue en especial por sus constantes ataques no ya a los independentistas y nacionalistas sino también a los simplemente autonomistas, con una defensa cerrada del españolismo más rancio que le lleva a criticar de forma sistemática las posiciones defendidas por CiU y otras formaciones nacionalistas. No obstante, esto no parece ser ningún obstáculo para que empresarios vinculados a una federación nacionalista como CiU cierren acuerdos con esta cadena, facilitando su mayor implantación territorial en Cataluña.

De los convergentes a los obispos
Una operación muy similar, y sin duda de envergadura mucho mayor, tuvo lugar hace ya más de veinte años, en 1990, cuando otra empresa radiofónica vinculada a CiU, Ràdio Avui-Cadena 13, vendió a la Cadena de Ondas Populares Españolas (COPE) buena parte de las frecuencias que le habían sido concedidas por el Gobierno de la Generalitat en 1983. Cadena 13 fue una empresa al frente de la cual figuraron personalidades convergentes tan destacadas como Antoni Subirà, Agustí Montal, Josep Espar, Francesc Gordo, Xavier Tortras, Francesc Segura de Luna, Francesc Suárez Guinjoan, Xavier Patxot o Albert Serra Hugas.

A pesar de las importantes ayudas percibidas del Gobierno de la Generalitat, con cuantiosos créditos a cargo de la Comisión de Ayuda para la Reconversión Industrial de Cataluña (CARIC), Cadena 13 fue un rotundo fracaso empresarial y cuando se vio obligada a dar por definitivamente cerradas sus emisiones vendió buena parte de sus emisoras a la COPE, otra cadena radiofónica que tanto antes como después se ha caracterizado por mantener una línea editorial e informativa abiertamente contraria no ya a las posiciones nacionalistas en las que se alinea CiU sino incluso a las posiciones autonomistas.

Los comentarios en este artículo están cerrados.