El Telescopio
Hosting
Hosting

¿Qué es un hosting reseller?

Las principales ventajas que obtenemos para nuestro trabajo son: organización, seguridad y accesibilidad

PATROCINADO
0 |
5
Lun, 7 Mayo 2018

Un hosting reseller es una forma de alojamiento web, donde un plan de alojamiento dentro de un servidor puede revender a otros su alojamiento y, de esta forma, puede crear subdominios y agregar dominios externos, creando subplanes o planes de alojamiento en la propia cuenta de reseller.  Antes de contratar un hosting reseller en España conviene indagar un poco en Internet y buscar opiniones y comparativas, para saber cuál podría ser el hosting que se mejor se adapte a las necesidades y a los servicios que se quiera ofrecer.

Gracias a un hosting reseller, se permite al usuario administrar varias cuentas hosting al mismo tiempo utilizando un panel de control central, cuando vende alojamiento a otros clientes, estos reciben su propio panel de control para trabajar de forma particular en sus páginas.

Para visualizar cómo funciona un hosting reseller desde una perspectiva más simple, nos podemos imaginar a una gran urbanización de edificios como un servidor, siendo cada uno de estos edificios un hosting reseller que ha comprado un espacio, por lo tanto, este hosting reseller tiene en sus manos una serie de apartamentos, que serían los hostings, para revenderlos. Todos los apartamentos, por norma general, conviven los unos con los otros, sin molestarse ni invadir el espacio de otro.

Esta es la manera en la que conviven los hosting que comparten el espacio que han comprado a una determinada empresa hosting reseller, diferentes páginas web que coexisten en el mismo servidor pero cada uno con su espacio y autonomía.

¿Por qué contratar un hosting reseller?

En España tenemos una amplia variedad de empresas que se dedican a este tipo de servicios como, por ejemplo, Raiola Networks, Webempresa, CubeNode, Professional Hosting, entre algunas de las más importantes. Traen consigo una nueva forma de ver los negocios, que ofrecen servicios para los dominios, haciendo más llevadero para empresas o particulares el trabajo que se lleva a cabo en la red, ofreciendo servicios de gestión de almacenamiento y mantenimiento de páginas web.

Una cuestión es innegable, la mayoría de la veces todo lo barato acaba saliendo muy caro a la larga. Esto se puede aplicar perfectamente a la hora de contratar un hosting reseller.

Antes de contratar cualquier servicio, siempre es necesario contrastar la información para saber en todo momento por qué servicios estamos pagando. En Internet nos podemos encontrar con muchísimas páginas web que analizan los hostings disponibles en el mercado, contando siempre con empresas que están más que contrastadas y traen consigo una gran reputación.

Estas empresas que ya ofrecen precios muy ajustados y adaptados los servicios que ofrecen, lo hacen de esta manera porque compiten en un mercado muy volátil y agresivo, donde las empresas que ofrecen hostings a precios muy buenos son la gran mayoría.

De todas maneras, si buscamos precios y planes aún más económicos, tenemos que cerciorarnos de que estos sean fiables y los servicios que ofrezcan reales, ya que hoy en día hay que tener cuidado en Internet y comprobarlo todo más de dos veces sino, nos saldrá mucho más caro en el futuro.

Las principales ventajas que obtenemos a la hora de poner en marcha un hosting reseller para nuestro trabajo son:

  1. Mayor organización: toda la información se mantiene por separado y organizada en un hosting reseller, tanto las bases de datos como las cuentas de correos, entre otros.
  2. Más seguridad: cada cuenta reseller posee sus propios datos de acceso, por lo que, si alguna de ellas ha sido comprometida o atacada, no afecta a las demás cuentas.
  3. Mayor accesibilidad: desde el panel de control central, se puede acceder a cualquier cuenta para su administración.

Hosting reseller para profesionales de los dominios

Contratar un hosting reseller es la opción ideal para profesionales de diseño de páginas webs, personas y empresas que se dediquen a administrar varios dominios o emprendedores que quieran iniciar su propia empresa de hosting.

Entre los beneficios que se obtienen al trabajar como un hosting Reseller, se encuentra el de poder prestar los mejor servicios Hosting de dominios bajo una misma marca y a unos buenos precios, uniendo la calidad y viabilidad, al ahorrar a los clientes que compren un subdominio, excesivos gastos en infraestructuras y dominios.

Además de lo mencionado anteriormente, poseer un hosting reseller simplifica mucho el trabajo de los profesionales en este sector, sobre todo, el de los diseñadores de páginas web, los cuales han estado desde siempre acostumbrados a subcontratar el hosting.

Subcontratar los servicios de hosting, trae consigo muchas dificultades a la hora de perseguir la eficiencia, teniendo que enfrentarse constantemente a retrasos en activaciones, un soporte deficiente, un contacto bastante limitado con los proveedores y paneles de control incomprensibles, entre otras muchas cuestiones.

Por lo tanto, cuando se contrata un plan de Hosting Reseller, se tiene la libertad de actuar resolviendo todos los problemas que puedan surgir en el momento, evitando intermediarios que, lo único que harían, sería retrasar el trabajo, además de permitir alojar tantos sitios web como se pueda bajo un mismo plan y una misma marca y precio.