El exministro Rodolfo Martín Villa. EFE/Archivo El exministro Rodolfo Martín Villa. EFE/Archivo



“Ni soy un amnistiados ni he cometido ningún delito” ha dicho hoy en varios programas radiofónicos el que fuera ministro con Franco Rodolfo Martín Villa, cuya orden de detención ha emitido Interpol Argentina en base al procedimiento que instruye en Argentina la jueza Servini por los crímenes del franquismo. “Quiero declarar ante la juez”, asegura el político quien se muestra extrañado ante la decisión judicial.

A Rodolfo Martín Villa se le imputa en la querella como presunto responsable de los hechos sucedidos en Vitoria el 3 de marzo de 1976 cuando la policía irrumpió en una iglesia en la que se celebraba una asamblea de trabajadores. Murieron cinco personas y hubo más de cien heridos muchos de ellos por arma de fuego.

La orden de extradición
El pasado 4 de noviembre la sección argentina de INTERPOL notificó al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nº 1 de Buenos Aires, a cargo de la jueza Servini, que había cursado comunicación muy urgente a INTERPOL Madrid, solicitando la detención preventiva con fines de extradición de  veinte personas imputadas en su Auto de 30 de octubre entre los que se encuentran los nombres de una saerie de ministros franquistas, entre ellos Rodolfo Martín Villa.

La jueza “no ha hablado conmigo”
Esta mañana en el programa Herrera en la Onda de  Onda Cero, Martín Villa mostraba “su extrañeza” por la orden de la magistrada argentina que ha pedido su detención al Gobierno español “sin haber hablado previamente conmigo”.  En el transcurso de la entrevista con el periodista Carlos Herrera, el imputado de autocalificó como"un hombre de orden y prudente" .

“No puedo tener responsabilidad”
Por esta razón, sobre los sucesos de Vitoria afirmó: "no es que no tenga las responsabilidades que me imputan, es que no las puedo tener". Añadió que quiere declarar ante la juez y "defenderse de la forma más prudente ante ella". También comentó que está pensando en  pedir una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Ni no extradición ni amnistía
“Refugiarme bajo el parapeto de la no extradición es algo que no haré nunca", aseguró durante la entrevista. Del mismo modo descartó  una defensa basada en la prescripción de los delitos ni  admitirá que se le aplique una amnistía ya que eso supondría haber cometido algún delito. "Y ni soy un amnistiado ni he cometido ningún delito".

“No tenía mando sobre la Policía”
En otra entrevista realizada en Radio Nacional, el exministro manifestó que  él "no tenía mando" sobre la policía en los sucesos de Vitoria. El hecho de que España va a denegar la entrega a Argentina de los 20 acusados por la juez María Servini,  es independiente de su voluntad de declarar: "Que quede claro, voy a solicitar poder declarar ante la juez, procuraré hacerlo de la forma más cómoda y más segura para mí, pero lo voy a hacer, así lo he pensado desde el principio”.

Respeto y discrepancia
El exministro ha dicho tener tanto "respeto" como "discrepancia" con la juez argentina y de ahí su intención de declarar, que  consideró podría hacer a través de videoconferencia o por escrito o mediante declaración jurídica internacional ante un juez español al que se le deleguen las funciones.

Sin comunicación oficial
Por el momento no ha recibido notificación en este sentido "por cauce oficial alguno", y aclaró que en la misma situación se encuentran otros exministros con los que se relaciona y que también figuran en la lista de la  sección argentina de Interpol para su extradición como son Alfonso Osorio y Fernando Suárez.

Interpretación desmesurada de la justicia universal
Desde su punto de vista si se aplica  una interpretación "desmesurada" de la justicia universal, se le podría llamar a declarar para sobre su etapa como ministro de la Gobernación o como gobernador civil de Barcelona. "Lo podría entender, me parecería fuera de lugar pero lo podría entender". Pero siempre, considera Martin Villa,  negando responsabilidad alguna en los sucesos de Vitoria.