El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 6 de Arganda del Rey ha decidido el sobreseimiento de la querella presentada contra Tania Sánchez por falta de indicios suficientes de delito en las adjudicaciones a la empresa de su hermano mientras era concejala de la localidad madrileña, el conocido como caso Aúpa.

La juez del caso desestima la querella presentada por el Partido Popular por presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos contra el Alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura; la ex concejal de dicho Ayuntamiento, Tania Sánchez Melero; las funcionarias, María Abril Barceló Candela y Yolanda Pérez Díaz; el adjudicatario de contratos y ayudas, y hermano de Tania Sánchez, Héctor Sánchez Melero y de Raúl Sánchez Herranz, padre de Tania.

Falta de pruebas
En el auto, al que ha tenido acceso el diario El Mundo, la jueza considera que "los distintos contratos y ayudas examinados se ajustaron a las normas administrativas sin que se haya aportado prueba alguna de que Héctor Sánchez Melero, como representante de AUPA, y anteriormente Yolanda Pérez Díaz, pudieran acceder a su adjudicación en condiciones distintas o más ventajosas que el resto de asociaciones, cooperativas o sociedades interesadas".

También la jueza critica los argumentos presentados por el Partido Popular en su querella sobre que existió un ánimo de ocultar el parentesco entre Tania Sánchez, Rául Sánchez y Héctor Sánchez, a lo que es algo "cuanto menos discutible" y que "no resulta avalada por dato objetivo alguno".

La decisión del juzgado de Arganda del Rey es provisional por lo que el Partido Popular tiene ahora la opción de recurrir el archivo ante el propio tribunal o intentar elevarlo a la Audiencia Provincial de Madrid. También la Fiscalía tiene la posibilidad de recurrir.