Registros en la operación 'Enredadera'. Foto EFE Registros en la operación 'Enredadera'. Foto EFE



De la operación Enredadera que puso en marcha ayer la juez Mercedes Alaya ha surgido una anécdota que, por chusca, ha tenido gran repercusión en las redes hasta el punto de convertirse en trending topic. Y es que se ha sabido que en esta supuesta trama de contratos públicos fraudulentos, uno de los detenidos fue comprado, presuntamente, entre otras cosas con ¡500 euros en Viagra!

Un empresario sevillano que testificó ante Alaya, José Antonio González, administrador único de Fitonovo, confesó que entre sus sobornos estuvo la compra de un alto funcionario de Adif, José Antonio García Pascual, gerente de mantenimiento, y al que habría entregado ese dinero en pastillas azules... Bien es cierto, que además, supuestamente, de otras 'compensaciones' en dinero, comidas o viajes.

Las redes sociales, como decimos, no han dejado pasar por alto esta novedosa forma de corrupción.