Ochenta días, 81, más de 1.900 horas en huelga de hambre. Juan María Franco  López  lleva desde el 1 de julio sin comer. Su dieta se reduce a agua, bebidas isotónicas y suero. Juan María es el propietario de un local emblemático del centro de Madrid, “El Café del Mono” (Cava Alta, 19) que abrió sus puertas  en 1988. Quiere que alguien le explique por qué su licencia de bar de copas fue revocada en 2003  y nadie se lo comunicó.  En mayo de este año, 10 años después,  le notificaron 3 multas por valor de 93.000 euros por carecer de licencia de bar-pub  y excederse en su horario de cierre.

Un error y un olvido que le han costado 93.000 euros en multas
Resultados de la huelga  a día de hoy. La Junta Municipal de Distrito Centro reconoce que “no  puede demostrar de forma fehaciente que a Juan María López se le comunicara en 2003 que su licencia de bar de copas había sido revocada por una “subsanación de errores”.  Vamos, que alguien se equivocó al poner en un papel “bar-pub”, que no es lo mismo que “bar” a secas, y que  posteriormente, otro alguien se  olvidó notificárselo al propietario.  ¿El coste? 93.000 euros en multas.

A día de hoy, el Ayuntamiento se ha comprometido a enviarle una carta con  la subsanación de errores con fecha de 2013. Y Juan María sólo quiere recibir esa notificación para  recurrir las multas y poder seguir trabajando.

Pendiente de una anulación
David Erguido, el Concejal de la Junta Municipal del Distrito Centro reconoce  en conversación con este periódico que se encuentran “preocupados por el estado de salud esta persona, ya que no es habitual que alguien aguante 80 días sin comer si no está convencido de que tiene razón”. El problema es que desde el 2010, todos los temas relacionados con licencias, los gestiona un organismo independiente del consistorio, el AGLA, la Agencia de Gestión de Licencia de Actividades.  Este organismo rehúsa cualquier responsabilidad ya que en el 2003, fecha en la que se cometió el presunto error, las licencias dependían directamente del Ayuntamiento. La Junta Municipal del Distrito Centro se ha comprometido a mandar a Juan María la subsanación de errores en esta semana y  le ofrecen ahora  la posibilidad de recurrir las multas y que sean anuladas.

Juan José Blardony , Director General de La Viña,  la Asociación empresarial de hosteleros  más importante de la Comunidad de Madrid, se está ocupando de la defensa jurídica de Juan María. Blardony  asegura que ha habido “una irregularidad por parte del Ayuntamiento y que su cliente no fue informado de que su local, “El Café del Mono”, no tenía licencia de bar de copas”.  Desde La Viña,  “esperan dar una solución rápida al empresario”, pero a fecha de hoy, tras 81 días de huelga de hambre, oficialmente, sigue con los 93.000 euros de multa. Desde el bufete le anuncian que mañana viernes recibirá el documento de la subsanación de errores.

La "buena fe" de empresario
Por su parte el grupo IU-Los Verdes del Ayuntamiento de Madrid han presentado una pregunta en la Comisión de Seguridad y Emergencias  acerca de la situación de este empresario. “No se han querido mojar. Lo único que hemos sacado en claro es que si la Junta Municipal de Centro hace un informe favorable y valora que el empresario ha actuado de buena fe, se le quitarán las multas”.

Y mientras, Juan María sigue acampado en la Plaza Mayor de Madrid. Aunque hoy duerme más tranquilo. Parece que Felipe III ha decidido hoy tomar las riendas del asunto. 81 días sin comer son muchos.