La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha pedido que se aplace el juicio previsto para el 27 de febrero contra el empresario y exvocal de la Cámara de Comercio de Sevilla Manuel Muñoz Medina por los hechos ocurridos el 20 de diciembre de 2016 en la sede de la Cámara, cuando se dirigió hacia ella y simuló besarla, dado que para esa fecha es probable que dé a luz a su primera hija.

Fuentes del partido morado han confirmados que el abogado que ejerce su defensa ha presentado dicha petición para que se aplace el juicio, a celebrar en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla, puesto que Teresa Rodríguez sale de cuentas alrededor de la fecha fijada.

La juez de Instrucción número 11 de Sevilla, Cristina Loma Martínez, abrió juicio oral contra el empresario por presuntos delitos de atentado a la autoridad y contra la integridad moral, declarando a la Audiencia Provincial órgano competente para el enjuiciamiento, según establece la magistrada en un auto consultado y fechado el día 1 de diciembre del 2017.

Precisamente fue el abogado de Teresa Rodríguez, Luis de los Santos, quien pidió a la juez que el juicio se celebrara en la Audiencia Provincial de Sevilla al entender que es el órgano competente para ello tras calificar los hechos como un delito de atentado del artículo 550.3 del Código Penal "y siendo su pena en abstracto de uno a seis años".

Relacionado El empresario que ‘besó’ a Teresa Rodríguez: “Lo hice porque es de Cádiz”

En una diligencia de ordenación del letrado de la Administración de Justicia, consultada la agenda de señalamientos, se señaló para el comienzo de las sesiones del juicio oral el 27 de febrero de 2019 a las 10:00 horas, una fecha que Rodríguez quiere que se cambie por su embarazo.

 

Un año de cárcel

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado para el empresario un año de cárcel y el pago de una multa de 2.100 euros por un delito de atentado a la autoridad y nueve meses de prisión por un delito contra la integridad moral, así como el pago de una indemnización de 1.000 euros por los "perjuicios personales" causados a la líder de Podemos. Mientras que el abogado de Teresa Rodríguez reclama para el empresario seis meses de prisión por un delito contra la integridad moral y un año de cárcel y el pago de una multa de 7.200 euros por un delito de atentado a la autoridad, así como que indemnice a su patrocinada con 6.500 euros.

Por su parte, el empresario ha solicitado su libre absolución al entender que no ha cometido ningún delito y ha reiterado que su intención fue "gastarle una broma" en un momento en el que se encontraba "embriagado". En su escrito de defensa, al que ha tenido acceso Europa Press, el abogado del empresario, José Manuel García-Quílez, expresa en primer lugar su disconformidad con los escritos de acusación presentados por el Ministerio Público y la acusación particular.