Pese a la llegada del Papa Francisco y sus mensajes de compresión hacía los homosexuales -el actual pontífice de la Iglesia católica llegó a preguntarse en un encuentro con periodistas: "si alguien es gay, ¿quién soy para criticarlo?"-, Juan Antonio Reig Pla, el polémico obispo de Alcalá de Henares, sigue obsesionado con curar la homosexualidad.

“Detención precoz”
Tanto es así que en la página web que la jerarquía católica destina al arzobispado de Alcalá de Henares, Reig Pla sigue ofreciendo a sus fieles toda una serie de consejos para “superar las dificultades personales” y dejar atrás la homosexualidad animando a hacer uso de “las ciencias psicológicas, sociológicas y médicas”. Asimismo, el obispo homófobo recuerda a los padres que visualicen en sus progenitores “alguna manifestación de comportamiento homosexual” la “importancia de la detención precoz” de las desviaciones.

Los recursos
Los consejos del obispo de Alcalá de Henares están acompañados de una serie de recursos que incluyen libros con títulos tan sugerentes como “Quiero dejar de ser homosexual”, o “Cómo prevenir la homosexualidad. Comprender y sanar la homosexualidad”; de documentos en los que se explica “cómo puede vivir la castidad un homosexual”; y de material audiovisual que profundiza si la homosexualidad es “una tendencia, opción, alternativa o trastorno”.

Los asesores del obispo
Además, la diócesis de Alcalá de Henares sigue recomendando acudir a gabinetes como Es posible la Esperanza  y Es posible el cambio. El primero de ellos ofrece “distintas herramientas” para que los homosexuales afronten un proceso de “conocimiento personal”, de “sanación de las heridas psico-afectivas-sexuales” y de “maduración de la verdadera identidad sexual”.

Asesorando a jóvenes y adolescentes
Por su parte, el gabinete asociado con la Iglesia Católica denominado Es posible el cambio está orientado al “apoyo y autoayuda para adolescentes y jóvenes”. Al igual que en el anterior caso, también ofrecen atención personalizada para “curar la homosexualidad”. Eso sí, para obtenerla es obligatorio que los adolescente envíen un correo electrónico indicando su nombre, edad y una breve historia de su “sufrimiento”. Además, sus pacientes deben comprometerse de antemano a “ser responsable y constante en el trabajo de los temas”, “tener un encuentro on-line a la semana con el orientador”, “tener una actitud de colaboración y solidaridad con el resto de compañeros” y “escribir semanalmente en el cuaderno de trabajo”.

Reconocido por su homofobia
Conocido por su homofobia, Juan Antonio Reig Pla ha llegado a recibir el reconocimiento de colectivos ultracatólicos como Hazte Oir en base a su “su defensa del matrimonio y la familia natural” y su “ayuda a los que caen en el agujero de la homosexualidad”.

Salto a la fama
Aunque fue en la Semana Santa de 2013 cuando Reig Plá saltó a la fama tras aprovechar la oportunidad que le puso en bandeja Televisión Española para sentenciar en la homilía que retransmitía el segundo canal del ente público que los homosexuales “piensan desde niños que tienen atracción hacia personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubes de hombres nocturnos. Y os aseguro que encuentran el infierno”, el actual obispo de Alcalá de Henares siempre ha destacado por su intolerancia a los diferentes.

Brigadas callejeras a favor de la virginidad
De hecho, en 2008, cuando todavía dirigía la diócesis de Murcia-Cartagena, a Pla se le ocurrió la idea de lanzar “brigadas” callejeras en favor de la virginidad, contra el aborto y el matrimonio homosexual. Su misión no era otra que “patrullar” por los centros educativos, comerciales y zonas de copas con el objetivo de inculcar a los más jóvenes sus valores ultraconservadores.

Emocionando a Blas Piñar
Un año más tarde, ya como obispo de Alcalá de Henares, ELPLURAL.COM desveló que había oficiado en Paracuellos del Jarama una misa junto a la bandera con el águila de San Juan para así honrar a los mártires franquistas. Ceremonia que dejó boquiabierto al mismísimo Blas Piñar, fundador de Fuerza Nueva y líder fascista que tras escuchar a Plá sentenció emocionado que en su vida “nunca había oído hablar así a ningún sacerdote, y menos a un obispo”.