Jordi Évole ha puesto la lupa, en su programa Salvados, de este domingo, sobre el maltrato animal en las granjas de producción, un tema que afecta a la salud humana. 

El programa de La Sexta se coló en una granja para cerdos  para demostrar el maltrato animal en la producción cárnica industrial, afecta a las vacas, gallinas, pollos, corderos, pavos, en fín, a todos los animales que comemos.

"En España se matan unos 47 millones de cerdos al año (más o menos uno por cada habitante del país), y son tales las condiciones de hacinamiento que seis millones mueren en las granjas", aseguran desde Igualdad Animal, que se cuelan junto al periodista de La Sexta en la granja.



Cerdos con malformaciones, tumores, enfermedades, que no son atendidos por un veterinario y que "parecen monstruos", según afirmó el presentador de Salvados. Los televidentes pudieron ver a cerdos hacinados, que sufren y mueren en la empresa de El Pozo, una de las marcas de mayor consumo entre la población española.



Igualdad Animal denuncia que cuando un animal muere, a medida que huele más a sangre, atrae a otros, dispuestos a comérselo. Canibalismo animal en granjas para consumo humano. Incluso, algunos cerdos ni siquiera llegan al matadero, llenos de gusanos por dentro.

El maltrato no es exclusivo de los animales, también los trabajadores sufren duras condiciones.
 La mayoría son inmigrantes y reciben un sueldo mísero y no precisamente un buen trato, según denuncian ellos mismos.



El programa explica que El Pozo se negó a concederles una entrevista y a dejarles entrar en sus granjas. Sin embargo, la empresa, después de la emisión, ha emitido un comunicado en el que acusa a Salvados de mentir.



Algunos critican que sólo se pusiera un ejemplo

En Twitter, como era de esperar, muchos comentan sobre el asunto y algunos critican al programa que no mostrara ejemplos de otros productores que lo hacen bien.