El cementerio de neumáticos de Seseña, en el límite con la Comunidad de Madrid, se ha incendiado esta madrugada y Castilla la Mancha ha activado el nivel 1 por el humo, según ha informado a EFE un portavoz del 112 Comunidad de Madrid.

El incendio, que apunta a ser provocado según el alcalde de Seseña, ha comenzado en torno a las dos de la madrugada y afecta a alrededor de una hectárea de neumáticos.

A pesar de que Castilla la Mancha ha activado el nivel 1 por el humo, tanto Seseña como la conocida como urbanización del Pocero no corren ningún riesgo por el fuego, pero sí por la gran y densa humareda que los neumáticos están provocando y que es altamente tóxica, por lo que se ha advertido a los vecinos que cierren puertas y ventanas.

También la gran humareda ha provocado la suspensión de las clases en el colegio El Quiñón (Toledo).  También la Policía Nacional ha informado a través de su cuenta de Twitter que los vehículos que circulen por la A-4 o la R-4 lo hagan con las ventanillas cerradas y sigan las indicaciones de los vehículos de emergencia.

Puede afectar a Barajas

Ya en el año 2014, desde Ecologistas en Acción denunciaron las graves consecuencias que traería un incendio a gran escala del mayor cementerio de neumáticos de Europa, como recogió Europa Press. El portavoz de la asociación ecologista también señaló con alarma que las consecuencias "catastróficas" de un posible incendio de un material "muy difícil de apagar" y que generaría gran cantidad de humo, podrían "incluso cortar el tráfico aéreo de Madrid"

En un artículo el pasado octubre de 2015, el diario británico The Guardian tambíen se hizo eco del cementerio de Seseña, señalando esta hipótesis para el aeropuerto de Barajas que "tendría que ser cerrado y se calculaba que unos 11.000 hogares deberían ser evacuados".

En tierra de nadie

El cementerio de neumáticos de Seseña se encuentra en ‘tierra de nadie’, por la disputa que ya dura años entre el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el de Castilla-La Mancha. Comenzó a formarse en 2002 y ya en 2003 fue declarado ilegal por no respetar las normas de medioambiente.

En esta época gobernaban los socialistas con José Bono en Toledo y en Madrid el Partido Popular con Ruiz Gallardón.

En 2009, una sentencia condenó al propietario de los terrenos por un delito contra el medio ambiente y desde 2011 se pararon los vertidos, pero no se ha llevado a cabo ninguna actuación para desmantelarlo.

Red de alta tensión

En una intervención en el programa Espejo Público, el Consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Angel Garrido, ha anunciado que el incendio ha afectado a una red de alta tensión y que Red Eléctrica está buscando una alternativa para que esto no afecte al suministro de los usuarios.