La 61 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida cerró su cuarta edición de los Premios Ceres de teatro, el pasado jueves, con una gala con constantes críticas a la "la nefasta política cultural" y la subida del IVA a la cultura y a la "difícil situación" que atraviesa el teatro.

IVA tahúr
La ganadora al premio a la mejor actriz, Aitana Sánchez Gijón, por su actuación en Medea, fue una de las críticas a la gestión de la Cultura por parte del Gobierno. "Le auguro [al Festival] un futuro de muchísimos años si este IVA tahúr y la desidia de algunos no lo impiden antes", ha dicho la actriz.

Culturicidio
El actor José Sacristán, que recogió el Emérita Agusta a toda su carrera, recuperó una cita de Albert Camus: "La necedad es homicida" para añadir que "es también culturicida. A quien corresponda. ¿Hasta cuándo este necio culturicidio?".

Mejor el porno, con el 4% de IVA
Carlos Sobera, conductor de la gala,  ironizó con que "los políticos quieren que hagan porno" por tener el IVA al 4%. Por su parte el actor Pedro Cassablanc, mejor actor, reivindicó la necesidad de la cultura, que hace que los pueblos prosperen y terminó su discurso con una reflexión del escritor Juan Benet, "un pueblo inculto soez y cobarde va a preferir siempre la represión a la incertidumbre."

Resines agradece a Fernández Vara su apuesta por la cultura
En su discurso, el presidente del jurado, Antonio Resines, se ha dirigido directamente al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, y "de presidente a presidente", ha agradecido a éste que haya continuado con la situación del festival, pues tras un cambio de gobierno "los siguientes se suelen cargar lo anterior aunque esté bien hecho".

Antes de comenzar la gala, el presidente regional ha reiterado que se tienen que encontrar "fórmulas" para que estos premios "no se paguen con dinero público", aunque ha asegurado que no es el momento de buscar "cómo enfrentar sino de cómo encontrarnos" y que "si esto es bueno para Extremadura será bueno en el futuro".