El plenario del distrito de Sants-Monjuïc de Barcelona acordó el viernes pasado quitar el nombre de la calle del Aviador Franco, dedicada al hermano de dictador. Ramón Franco Bahamonde falleció en un controvertido accidente cuando pilotaba un avión cargado de 1.000 kilos de explosivos con destino a bombardear la Barcelona republicana. Curiosamente o vergonzosamente, este militar al servicio del bando fascista había sido diputado de Esquerra Republicana de Cataluña.
De la vida y obra de los cuatro hermanos que el dictador Francisco Franco tuvo, tal vez sea la de Ramón, la historia menos conocida o al menos una parte de su biografía. De Ramón Franco  se exaltó la gesta de haber logrado el “raid” aéreo hacia Sudamérica desde Palos de la frontera a Buenos aires, el conocido como “Vuelo del Plus Ultra”.

Pero la historia oficial del franquismo ocultó que el más pequeño de los Franco, militar como todos los otros dos hermanos varones, fue un activista radical contra el dictador Primo de Rivera y luego en favor de la II República.

Sublevado contra la Monarquía


En diciembre de 1930, Ramón Franco se sublevó contra la monarquía en el aeródromo militar de Cuatro Vientos llegando a amenazar con un avión en vuelo sobre Madrid con bombardear el Palacio Real. Con motivo de esta acción voló y se exilió en Lisboa. Tras la proclamación de la II República vuelve a España, abraza la causa republicana y es nombrado Director General de la Aeronaútica Militar. Pero no acaba ahí su “fervor”  republicano sino que  en los comicios celebrados el 28 de junio de 1931 y se presenta y es elegido diputado por Barcelona integrándose en el grupo de Esquerra Republicana de Cataluña.​También sacó escaño de senador por Sevilla en el partido del “Padre de la Patria Andaluza”, Blas Infante, en las listas del Partido Republicano Revolucionario.

Partidario de una "Federación de Repúblicas Ibéricas"


Este agitador de izquierdas o derechas según el aire que meciera el junco de la vida política, no tuvo escrúpulos de militar activamente en favor de tesis federalistas. La historia destaca el hecho de cómo en una de sus participaciones en campañas electorales, y en concreto durante un mitin en Barcelona, declaró que estaba a favor e iba a defender la instauración de una "Federación de Repúblicas Ibéricas". De su radicalismo da muestra el hecho de que en el periodo de las Cortes Constituyentes se integró en un grupo que destacó por su actitud y formas demagógicas a los que se les denominó los “jabalíes”.

Por ese radicalismo comenzó a ser molesto para el gobierno republicano y ello, unido a que su actuación e intervenciones en el Congreso. dejó patentes sus escasos y nulos recursos parlamentarios y políticos. En las elecciones generales de 1933 no volvió a encontrar formación política que lo acogiese en sus listas. El nuevo gobierno republicano de Lerroux, para que estuviese alejado de la administración central y del poder, lo designó agregado aéreo en la embajada española de Washington.  

Giro político: de republicano radical a fascista


Este amor por la República le duró lo que tardó su hermano Francisco Franco en alzarse en armas contra el régimen legalmente establecido, Cuando el 18 de julio de 1936 se produce el golpe de Estado contra la II República vuela desde Washington a Portugal y desde allí se une a los sublevados dirigidos por su hermano Francisco. Tras la victoria de los “nacionales”, su hermano lo asciende a teniente coronel y lo destina a Pollensa como Jefe de hidroaviones de la base ubicada en esa localidad balear ante la protesta de mandos del ejército franquista, que lo consideraban un traidor arribista y escasamente preparado para el cargo.

Franco.

Fallecimiento con enigma


Para la investigación histórica ha quedado un hecho aún no aclarado, pero que ha dado pie a distintas versiones y explicaciones. Ramón Franco volaba en octubre de 1938 desde la base de Pollensa, de la que era jefe, y el avión que él mismo pilotaba se estrelló. Como consecuencia del siniestro el hermano del dictador, ya “Generalísmo” y “Caudillo”, perdió la vida. Gran parte de las tesis históricas mantienen que el más joven de los Franco se dirigía con el hidroavión cargado de una tonelada de explosivos para bombardear Barcelona aprovechando la despedida de las Brigadas Internacionales, lo que daría imagen de sus siniestra personalidad e inquina.

En los secretos de la historia queda, al menos hasta el momento, las tesis de que el accidente pudo estar provocado por un sabotaje de militares franquistas que no le perdonarían su pasado y que lo percibían como un traidor poco fiable. Otras fuentes no descartan que fuera orden del mismísimo hermano dictador por miedo a que una vez más se rebelara por sus cambiantes ideologías. Lo cierto es que este tipo de “accidentes” aéreos con incógnita incluida ya tenían al menos dos precedentes destacados en el bando franquista como fueron los siniestros también letales del general Sanjurjo en 1936 y el de general Mola en 1937.

abc

¿Sabotaje ordenado por Franco?


Junto a Ramón Franco iba otro avión pilotado por Rodolfo Bay. Este experto en el ámbito de la aviación fue más tarde fundador de la aerolínea española Spantax. Bay llegó a decir lo siguiente: "Para mí está muy claro que fue un sabotaje. Muy bien preparado pero un sabotaje, sin duda. Es difícil demostrarlo al cabo de los años, pero no me cabe duda de que el avión estaba preparado para que ocurriera lo que ocurrió".

Ahora, el Ayuntamiento de Barcelona, ajusta cuentas con la historia y entiende que no es digno que una de sus calles esté rotulada con el nombre de un personaje que, de no haber mediado el accidente del avión, hubiera cometido un crimen de guerra descarganddo 1.000 kilos de bombas en la ciudad.