Resulta poco habitual que un jugador haga un saludo fascista o porte consigo una bandera o bufanda propia de una ideología de extrema derecha. Pero son varios los jugadores que se han posicionado a favor del fascismo, a pesar de la repulsión que pueda generar y de las sanciones que pueda acarrear hacerlo.

Estos cinco jugadores han tonteado alguna vez a lo largo de su carrera con la extrema derecha. Algunos son viejos conocidos por su paso por la Liga Española, mientras que otros han jugado en ligas europeas como la Serie A:

Paolo Di Canio

Paolo Di Canio

El jugador italiano nacido en Roma, cuya trayectoria futbolística quedó marcada por aquel saludo fascista que dedicó a los ‘tifosi de, su por entonces equipo, la Lazio, siempre se ha considerado abiertamente fascista. El grupo ultra del equipo capitalino, los Irriducibili, se ubican en la Curva Norte del Estadio Olímpico de Roma y se caracterizan por llevar pancartas con la esvásticas o hacer el saludo fascista.

De hecho, Di Canio tiene varios tatuajes que le relacionan con el régimen de Benito Mussolini, dictador italiano.

Salva Ballesta

Salva Ballesta

Este jugador español que militó en las filas de equipos como Atlético de Madrid, Valencia, Málaga o Sevilla, se declaró una persona apolítica pero, en varias ocasiones a lo largo de su carrera futbolística, ha hecho declaraciones que le sitúan próximo a la extrema derecha española.

El futbolista, que celebraba sus goles haciendo el saludo militar, dijo en repetidas ocasiones que "antepone la patria a su familia", y sobre Oleguer, exfutbolista del Barcelona, expresó que "le tenía más respeto a una caca de perro que a él".

Javier Arizmendi

Javier Arizmendi

La carrera de este jugador madrileño está más marcada por sus "gestos" a favor de la extrema derecha que por sus gestas deportivas. Pasó por numerosos equipos españoles con más pena que gloria, porque no logró grandes triunfos en ninguno. Quizá el mayor triunfo de su carrera fue aquella vez en que Luís Aragonés le convocó con la selección española para disputar un partido contra la selección inglesa. Jugó 25 minutos y nunca más fue convocado.

Arizmendi está relacionado con la extrema derecha, a pesar de que él no lo ha manifestado nunca abiertamente, por una bandera que sacó cuando ganó el oro con la sub 21 de la selección española en el estadio de los Juegos del Mediterráneo en 2005. Fue entonces cuando se le pudo ver  portando una bandera preconstitucional. Posteriormente, declaró que la había sacado por error.   

Giorgio Katidis

Este jugador griego es conocido por celebrar un gol con el AEK Atenas contra el Veria con el saludo romano. La Federación Helénica de Fútbol, le vetó de todas sus categorías de por vida por haber realizado ese saludo, a pesar de que posteriormente dijera que desconocía el significado del mismo. Actualmente se encuentra jugando en un equipo de la República Checa y con la prohibición total de jugar con su país.

Christian Abbiati

Abbiati

Christian Abbiati es un viejo conocido, sobre todo, por los aficionados del Atlético de Madrid, ya que militó en su equipo cedido por el Milan en la temporada 07/08. El portero italiano es un fascista confeso y en su día declaró ‘rechazaba' "las leyes radicales de la alianza de Mussolini con Hitler’’, pero  ‘’compartía los ideales fascistas de la patria, la religión católica y el orden’’.