Sociedad

Un Obispado codicioso quiere cerrar un modesto bar y arruinar a una familia

Tras invertir el tabernero sus ahorros, el obispo no prorrogará un alquiler que paga desde hace 50 años

8K
Mié, 1 Nov 2017

El Rincón del Madueño es una modesta, típica y tradicional taberna de Cádiz. Es un lugar con encanto e historia y se halla situada en la popular Plaza Fragela (Plaza del Falla. La propietaria del local, junto a otros de una amplia finca, es la Iglesia, el Obispado de Cádiz y Ceuta. Desde hace cincuenta años, distintas generaciones familiares han regentado este establecimiento. Es atendido, junto a su familia, por José Luis Madueño, heredero de la saga. No es solo su modus vivendi sino que hace cinco años invirtió todos sus ahorros fruto del duro trabajo de muchísimo tiempo en la reforma del establecimiento. 


El Obispado calla y angustia
Esta inversión la realizó José Luis confiado en la
s promesas de una nueva renovación por parte del Obispado. Ni él ni su familia recibieron advertencia o información alguna en el sentido de que la renovación del contrato podría peligrar en un futuro inmediato. Antes al contrario le prometieron una nueva continuidad contractual del loca. Todo esto parece que se modifica al llegar un nuevo obispo a Cádiz. Con el purpurado Rafael Zornosa todo indica que se ha roto ese compromiso anterior dejándo a la familia en una situación de angustia. Esto se agudiza al no recibir a las cartas que la familia le ha enviado al Obispado. Desde el máximo ente religioso gaditano no se dan explicaciones.

Inversión de 50.000 euros

Es el mismo obispo que impidió que un transexual gaditano, católico y practicante, fuera padrino de su sobrino. Zornosa no vio "discriminación alguna" en ello porque "sucede con frecuencia" con aquellas personas que no son consideradas "idóneas" por "su estilo de vida". Desde el Obispado tan solo se ha revelado el argumento, falso de toda falsedad, de que el Ayuntamiento de Cádiz tiene un requerimiento de obra. Tanto la familia como nuemrosos ciudadanos a través de Change.org han pedido que se  le amplíe el contrato por idéntica duración que los comercios de al lado que también son propiedad del Obispado. Se trataría de que la familia Madueño pudiera ganar un tiempo para dar salida a su futuro y de alguna forma amortizar, sino todo, parte de lo invertido, unos 60.000 euros.

Hoy finaliza el contrato
La familia se encuentra a la espera de una suplicatoria remitida al Obispado para tratar de continuar al menos unos meses más en el local. El contrato finalizaría hoy miércoles 1 de noviembre de no haber cambio en la postura codiciosa e intransigente del Obispado. Curioso que una Iglesia que inmatricula mezquitas, edificios inmensos o lujosas casas, es incapaz ahora de ser generosa con un modesto negocio en un pequeño local.

En esta misma finca el Obispado posee, además de El Rincón del Madueño, un Café Teatro, una administración de Loterías, una carnicería y una pizzería. La no renovación de los contratos de alquiler podría afectar asimismo a la la pizzería. La pregunta que cabría hacerse es ¿qué planes alberga el Obispado para el futuro inmediato de los locales?. Podrían ser intereses inmobiliarios o negocios de este sector... podrían ser. Evangelio puro y duro.

 https://www.youtube.com/watch?v=T-apH-5-UyI