La Policía Nacional ha registrado este martes la sede de la Sociedad General de Autores (SGAE) por una supuesta trama de recaudación de derechos de autor paralela y en la que estarían implicados trabajadores de distintas televisiones autonómicas como, Telemadrid, Euskal Irrati Telebista (EITB), la Radiotelevisión Canaria, la Televisión de Aragón y la televisión autonómica Murcia 7RM.

La operación, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno y a cargo de agentes de la Comisaría General de Policía Judicial, ha registrado también estas cadenas de televisión por el fraude que se conoce como “la rueda de las televisiones” y en la que algunos autores asociados a la SGAE alterarían de forma mínima obras musicales de otros autores entre los años 2066 y 2011.

Dentro de todos estos registros, han sido detenidas 18 personas, entre ellas Rafael Tena, hermano del fallecido Manolo Tena, en la que ya se conoce como operación Rueda.

La SGAE se defiende

La entidad ha emitido un comunicado defendiendo que la actual junta directiva “lleva años” tratando de “combatir” el asunto y que está colaborando en el registro “de algunos de sus departamentos” con los agentes.

“Esta actuación por orden de la Fiscalía investiga una presunta trama de una serie de autores y editoriales vinculadas a diferentes televisiones de este país por aprovecharse del reparto de los derechos de autor televisivos en la franja nocturna, práctica conocida como 'la rueda'“, indican.

“La investigación no afecta a la SGAE como sociedad sino a algunos de sus asociados entre los más de 120.000 que forman parte de ella, así como a un extrabajador”, del que no proporcionan el nombre.

La rueda de las televisiones

El 5 de febrero de 2015, la SGAE aprobó una reforma para acabar con la llamada “rueda” de las televisiones, una práctica que suponía que el 70% del dinero que recauda la entidad en concepto de derechos de autor por la música en televisión corresponde a piezas emitidas en la franja nocturna, que sólo cuenta con un 1 por ciento de audiencia.

El ex presidente de la SGAE Antón Reixa achacó su cese en julio de 2013 a este problema, que “podría llevarse por delante” en pocos años la gestión de los derechos de autor, decía, y denunció en una carta dirigida a los socios que “once autores podrían haber recaudado, en cinco años más de 25 millones de euros mediante esta práctica”.

Las cadenas de televisión pagan una cuota a la SGAE por el uso de todo su repertorio de música sin distinguir a la hora de pagar la cuota de audiencia, de forma que, según la asociación profesional Plural, “controlan, a través de sus propias editoriales musicales, hasta el 50 por ciento de la recaudación de esta música emitida de madrugada”.