Los asesores de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, no aprenden; cometen los mismos errores que luego YouTube se encarga de difundir en la red. La última “cagada” del nutrido equipo encargado de la agenda de la lideresa neocon que encabeza su jefe de prensa, el cuestionado Fernando Urrutia, ha sido obligar (y van tres veces) a determinados funcionarios del Sistema de Salud castellano-manchego a asistir a un acto protagonizado por la también secretaria general del PP en la localidad  de Molina de Aragón (Guadalajara), según denuncian los propios afectados.



“Me llamo Susana Álvarez Gómez”
El hartazgo de los empleados públicos es tal, que ya no ocultan su indignación y cabreo y no dudan en identificarse ante unas cámaras que luego volcarán su enfado en YouTube. “Me llamo Susana Álvarez Gómez, soy funcionaria de Salud Pública, y hace dos días nos llamaron para coaccionarnos y obligarnos a acudir al acto...”, reconoce en el video esta mujer, quien también denuncia la persecución de los trabajadores que no acuden a las llamadas de los asesores de Cospedal. Susana, sin embargo, fue al acto público celebrado en la citada localidad del Alto Tajo, pero, eso sí, prefirió la plaza del pueblo donde decenas de vecinos abucheaban a Cospedal antes que el recinto de “palmeros” que vitoreaban a la cada día más desprestigiada presidenta castellano-manchega.



Cabreo de los votantes del PP
Y es que el cabreo de los ciudadanos de Castilla-La Mancha con Cospedal es público, notorio (no así mediático, pues su equipo se ha encargado de silenciar a la mayoría de los medios de comunicación) y cada día va en aumento. Cómo será la desafección, que Guadalajara, la provincia que la dio el triunfo en las elecciones autonómicas de 2011, también le ha dado la espalda y cada vez que acude a alguna localidad alcarreña sus habitantes se echan a la calle para abuchearla y recriminarla sus salvajes recortes, como queda probado en este vídeo de YouTube de hace unos días en Molina de Aragón, pueblo al que acudió Cospedal a firmar un convenio de colaboración en materia sanitaria con la Comunidad de Aragón, cuya presidenta, Luisa Fernanda Rudi, prefirió quedarse en Zaragoza y dar plantón a su homóloga manchega, protegida por una veintena de guardias civiles como ya viene siendo costumbre en sus desplazamientos por la región.



Presidenta del PP alcarreño: “Que se jodan”
Cabreo vecinal que pone de los nervios a los dirigentes del PP castellano-manchego, que habitualmente pierden los papeles cuando comprueban in situ como su lideresa es repudiada por la mayoría de los ciudadanos. En este sentido, la siempre servil presidenta de la Diputación y del PP de Guadalajara, Ana Guarinos, no dudó en arremeter contra los vecinos que abucheaban a Cospedal, haciendo suyo el estilo macarrónico y barriobajero de la diputada del PP valenciano, Andrea Fabra, que dedicó a los parados españoles la expresión “¡que se jodan!” en el Congreso de los Diputados. Guarinos utilizó el mismo insulto  contra los vecinos y representantes municipales de Molina de Aragón que abuchearon a Cospedal, según se comprueba en el vídeo.



Cortes de Mangas e insultos
Pero Ana Guarinos no fue la única representante del PP que dedicó “cariñosos” epítetos a los molineses. No. En el séquito que protegía a Cospedal de los cabreados ciudadanos, también hubo un asesor de la presidenta de Castilla-La Mancha que perdió completamente los papeles dedicando continuos cortes de mangas a los manifestantes cuando su jefa abandonaba a toda prisa Molina de Aragón. Aún es más, según la portavoz del PSOE en la Diputación de Guadalajara, María Antonia Pérez León, otro asesor de la presidenta, Mario González, se encaró con los vecinos y llamó “sinvergüenza” a la alcaldesa de Adobes, Juana Jiménez, presente en la protesta contra los recortes que lleva a cabo el PP en Guadalajara.