[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"22612","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-319079","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"320","alt":"Guillermo Fern\u00e1ndez Vara y Jos\u00e9 Antonio Monago."}}]] Guillermo Fernández Vara y José Antonio Monago.



Antes de que el PP fuera desalojado por las urnas del Gobierno de la Junta de Extremadura intentaron una jugada estrambótica en el canal autonómico que controlaban. La dirección que pusieron al frente de Canal Extremadura Televisión sacó a toda prisa un concurso antes de las elecciones para adjudicar a una productora contenidos durante los siguientes dos años con opción a un tercero. ELPLURAL.COM alertó de la jugada, y es que el concurso se llevó a cabo dando una escasa importancia del 30% al precio que ofrecían las empresas que concurrieron y el resto a "criterios subjetivos".

La 'exjefa' de Cristina Tárrega presente en un contrato a favor de su antigua empresa
Los populares dejaron así una hipoteca de más de 6 millones de euros por la que Canal Extremadura tenía que recibir contenidos de la productora Factoría Plural. La adjudicación estaba cantada, entre otras cosas formaba parte de la Mesa de Contratación una extrabajadora de Factoría Plural, Beatriz Raymi, que era entonces adjunta al área de Programas de Canal Extremadura. Raymi había trabajado también para el Grupo Secuoya (la que contó también como directivo con Miguel Ángel Rodríguez) y fue directora de Territorio Comanche, el programa de Telemadrid con... Cristina Tárrega.

En su momento ya se alertó de las irregularidades de la adjudicación, tanto por el fondo -en la antesala de las elecciones, lo que suponía que si había cambio de Gobierno y de dirección en el canal se les dejaba hipotecados con el mayor contrato de la historia de Canal Extremadura- como por las formas. Y es que de acuerdo con el artículo 28.2 de la Ley de contratos del sector público, Raymi tandría que haberse abstenido de formar parte de la Mesa de Contratación al haber trabajado en una de las empresas que aspiraba al contrato, 'curiosamente' la que acabó ganando. Raymi de hecho abandonó el canal tras la polémica suscitada.

Dardo de al anterior Gobierno: ahora sí habrá criterios objetivos
Sin embargo, la intentona del anterior Gobierno de Monago ha sido anulada por el Tribunal Admnistrativo de Recursos Contractuales de Extremadura según ha informado el Ejecutivo actual después de que el PSOE pidiera su paralización. El propio presidente actual de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha subrayado el lío que supone la anulación pero remarcando que "pondrá todo el esfuerzo en común" para resolver este problema "con los criterios objetivos que debe presidir cualquier adjudicación". Todo un dardo al Gobierno anterior, que precisamente basó el concurso en criterios subjetivos.

Fernández Vara ha recordado que lo mismo ha ocurrido con otras cuestiones importantes, como el transporte escolar o el transporte aéreo, y ha criticado que la programación de la televisión pública extremeña "se quiso hacer deprisa y corriendo para dejarla ya resuelta cuando entrara el nuevo gobierno y ahora es nula". Así, se ha preguntado "qué han estado haciendo aquí para que esté todo en manos de tribunales". "No se puede querer dejar todo amarrado y todo atado para el que venga no tenga capacidad de maniobra, porque cuando las cosas se hacen así, se hacen mal", alertó el presidente extremeño.