La Fiscalía de Alzira ha presentado una denuncia en los juzgados de Ontinyent por el gasto de hasta 9.000 euros cargados a teléfonos móviles municipales en descargas de entretenimiento y en SexyTV, éste último un servicio de líneas eróticas, contra el ex alcalde y dos concejales del municipio valenciano de Benigànim, todos ellos del Partido Popular, según informa El Mundo.
El proceso judicial se inició con una denuncia que presentó el Partido Socialista ante el ministerio fiscal, en noviembre de 2014, tras constatar que el entonces alcalde de Benigànim, el popular Juan Antonio Puchades, y dos de los concejales de su confianza, Andrés Moscardó y Javier Sala, podrían haber hecho un uso indebido de sus teléfonos municipales. Junto a la denuncia, los socialistas presentaron facturas de la compañía Vodafone, con quien tiene contratado el Ayuntamiento el servicio de telefonía, y actas de sesiones plenarias donde la oposición preguntó a los denunciados por los hechos.

Movilisto y SexyTV
Según consta en las facturas aportadas por el PSPV, de marzo a septiembre de 2013 el ex alcalde del PP habría estado suscrito a Movilisto con un coste de 4,8 euros por conexión. Movilisto es un portal donde el usuario puede descargarse videojuegos, politonos y fondos de pantalla. El ex concejal Andrés Moscardó, se habría suscrito y conectado regularmente a los servicios de entretenimiento Dindo, de descargas para móvil, y SexyTV, un canal de contenido sexual. Según esta documentación, Moscardó, a quien el PP apartó de su lista municipal de Benigànim en las últimas elecciones municipales, envió en marzo de 2013 más de 350 SMS desde el teléfono municipal y 456 en julio, algunos de ellos  de contenido sexual.

El PP presentó a alcalde a uno de los investigados
El tercer concejal denunciado por la fiscalía es Javier Sala, a quien el PP presentó sin complejos como candidato a la alcaldía en las pasadas elecciones municipales de mayo.  Sala se gastó en sólo tres meses -julio, agosto y septiembre de 2013- 7.000 euros entre llamadas y servicios para adultos que tendría contratados a través de su teléfono. Los tres ediles del PP argumentan la misma excusa: culpan de las facturas a errores de la compañía telefónica, al tiempo que critican los socialistas por llevar el asunto a la Fiscalía.

La Fiscalía ve delito
Para la Fiscalía  los hechos denunciados por el PSPV, a la luz de las pruebas aportadas, pueden ser constitutivos de un presunto delito de malversación de caudales públicos. Por ello ha solicitado  al juzgado de Ontinyent que investigue el contrato suscrito entre el Ayuntamiento y Vodafone, el listado de números de teléfono municipales, así como las facturas correspondientes a los años 2013 y 2014 relativas a los servicios presentados, según los datos a los que ha tenido acceso esta redacción.
También ha pedido al juzgado que remita un oficio al Ayuntamiento de Benigànim para que informe sobre qué terminales fueron entregados a cada uno de los ediles y los números de teléfonos asociados a cada uno de ellos.
Puchades era  uno de los alcaldes más cercanos al ex presidente provincial del PP Alfonso Rus (salpicado también por presuntos casos de corrupción), renunció a liderar la lista a favor de otro de los investigados, Javier Sala, quien no recogió su acta de concejal tras perder las elecciones. Andrés Moscardó  fue el único excluido de la lista por el PP.