La nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el socialista Antonio Miguel Carmona



El portavoz municipal del PSOE, Antonio Miguel Carmona, ha resultado clave para que Ahora Madrid, la candidatura participada por Podemos, desbanque a Esperanza Aguirre de la alcaldía de Madrid, pero ante polémicas como las de Guillermo Zapata ha mostrado que no entregó un cheque en blanco y que también exige responsabilidades al equipo de Gobierno municipal. Ayer también pidió la dimisión de Rita Maestre después de que fuera imputada por el asalto a la capilla de la Complutense.

Iglesias advierte y Carmona replica
Tras varios días en los que varios miembros de su formación hablaban de la posibilidad de un "tamayazo" en diferido, esta mañana el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha advertido PSOE de que debería mantener su apoyo a Manuela Carmena "por la cuenta que le trae" porque en caso contrario sería percibido como el golpe de Tamayo y Sáez y llevarían a Podemos a la victoria en las generales. El portavoz socialista le ha replicado alertando de que sus "imprudentes" declaraciones "no ayudan a la estabilidad en el Ayuntamiento de Madrid" y que a él no le da lecciones "alguien que se levanta comunista, come socialdemócrata y se acuesta dando su apoyo a Álvarez-Cascos".

"El apoyo a Carmena es indiscutible"
"El único que ha permitido un gobierno de la derecha se llama Pablo Iglesias en Gijón", ha explicado Carmona en declaraciones a Europa Press, aludiendo al hecho de que la candidatura vinculada a Podemos en la ciudad asturiana, Xixón Si Puede, se negara a apoyar al PSOE y dejara en bandeja el Ayuntamiento en manos de Foro Asturias. "El apoyo del PSOE a Manuela Carmena, no sólo es indiscutible, sino que es mayor incluso que el de Podemos", ha sentenciado Carmona, para quien Iglesias es impredecible "como un cometa" ya que "vuela sólo cuando sopla el viento y nunca se sabe si va a la izquierda o a la derecha".