El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llamado al ministro de Cultura, Màxim Huerta, para pedirle explicaciones después de conocerse que defraudó a Hacienda 218.322 euros.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ha reconocido esta mañana que "acabo de leerlo", en referencia a la información adelantada por El Confidencial.

Se espera que el presidente del Gobierno tome una decisión sobre el futuro de Màxim Huerta, después de la sensible situación en la que coloca a un Ejecutivo que ha hecho gala de limpieza y regeneración. Según apuntan fuentes socialistas, Sánchez pidió a todos sus ministros que dijeran si tenían alguna circunstancia en su curriculum que les pudiera afectar en su nueva etapa en la política. Se desconoce si Huerta comunicó su problema con Hacienda al presidente.

Huerta defraudó 218.322 euros entre los ejercicios 2006, 2007 y 2008, cuando trabajaba en El programa de Ana Rosa, en Telecinco, según dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de mayo de 2017. El actual ministro pagó la multa correspondiente, pero la sentencia dejó claro “no se puede apreciar buena fe en su actuación”.

El PP exigió su dimisión
El PP ha reclamado esta mañana al ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, que dimita o dé explicaciones. El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha asegurado a través de Twitter que "son las 9 de la mañana y el ministro de Cultura y Deporte, condenado por defraudar a Hacienda, ni ha dado explicaciones ni ha dimitido".

Maíllo ha defendido que "con qué autoridad este Gobierno va a exigir a los españoles que paguen sus impuestos". 

El artificio para pagar menos por un apartamento en la playa
El nuevo ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, usó una mercantil, Almaximo Profesionales de la Imagen, S.L., para rebajar facturas por su actividad profesional en televisión en los ejercicios de 2006,2007 y 2008, pero, también, en la compra y el mantenimiento de un apartamento en la costa de Alicante. Según concluyeron los inspectores de Hacienda, Huerta recurrió a ese artificio para recortar su base imponible y así pagar menos impuestos, según adelanta El Confidencial.

Huerta fue sentenciado en mayo de 2017 por la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por un fraude a Hacienda de 218.322 euros cometido entre los años 2006 y 2008. Dos dictámenes de esa instancia establecieron que el ministro utilizó Almaximo Profesionales de la Imagen SL para facturar en ese periodo 798.521 euros por sus trabajos para terceros.

El TSJM concluyó que los servicios eran “personalísimos” y que la mercantil solo fue un instrumento para “eludir los tipos impositivos más progresivos y más elevados del IRPF”. Las dos sentencias, que desestimaron sendos recursos del ahora ministro, le impusieron una multa total de 365.938,1 euros(incluyendo liquidación, multa e intereses de demora) por tres sanciones de carácter administrativo, al considerar que no actuó “de buena fe”. No llegó a ser condenado por fraude fiscal, porque en ninguno de los ejercicios investigados rebasó el límite de 120.000 euros.