Sacyr es ya todo un clásico, junto a OHL, en asuntos turbios al verse salpicada en los últimos años por distintos casos de supuesta corrupción que han tenido y tienen un efecto negativo en sus respectivas cotizaciones bursátiles. Y es que por “Ese” o por “O” las compañías dirigidas por Manuel Manrique y Juan Miguel Villar Mir, respectivamente, no hay charco gürteliano o semafórico donde no se rebocen sus compañías o filiales y aparezcan implicadas en operaciones policiales, como la llevada a cabo en la mañana de este martes por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y la Fiscalía Anticorrupción, que investigan una trama de corrupción en la contratación de sistemas de control de tráfico a través de semáforos y videocámaras que afecta a decenas de municipios de toda España, y donde, una vez más, una empresa de Sacyr aparecer en el centro de la polémica corrupta: Aplicaciones Gespol.

Bárcenas y Cospedal cuando ambos eran senadores

Reunión de Bárcenas y Cospedal en el Senado

Y es que hablar de Sacyr es recordar la supuesta mordida de 200.000 euros que la empresa de Manrique dio al Partido Popular de Castilla-La Mancha para financiar la campaña electoral de María Dolores de Cospedal en 2007 a cambio de la concesión del servicio de recogida de basuras de Toledo, ayuntamiento regido por aquel entonces por el PP, según declaraciones en sede judicial del extesorero popular y exsenador por Cantabria, Luis Bárcenas, si bien es cierto que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Toledo acordó el sobreseimiento libre de la causa, aunque no es menos cierto que dicho archivo está recurrido por la acusación particular, que no entiende cómo a un “hecho corruptor de libro” se le puede dar carpetazo, a pesar de que el anterior presidente de Sacyr, Luis del Rivero, declarara ante el juez Ruz “no descartar”, aunque no le constaba, que Manrique diera la citada cantidad a la hoy candidata a la presidencia del PP

El caso es que, siempre según el “enemigo íntimo” de Cospedal, y ahora silencioso y callado Luis Bárcenas, aseguró al entonces juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, que consultando sus anotaciones en la agenda, en la que tenía apuntadas citas con Cospedal en diciembre de 2006 en el Senado, dijo que “esas reuniones guardaban relación” con las supuestas donaciones de Sacyr para la campaña. Es Sebastián González, diputado por Ávila desde el año 2000, el que le avisa: “Oye, habla, cuando la veas en el Senado, con María Dolores porque te va a plantear un tema relacionado con el Sr. Molina (alcalde del PP de Toledo en 2007) y algo relacionado con Toledo”.

La misteriosa desaparición de 200.000 euros

Hay constancia fotográfica de la reunión entre Bárcenas y Cospedal en el Senado, como la instantánea que acompaña a esta información, pero de lo que no hay constancia es del paradero de los 200.000 euros que supuestamente Sacyr entregó al PP castellanomanchego, a pesar de que el gerente del partido en Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas, firmó un recibo donde reconocía haber recepcionado la citada cantidad en dos entregas.

Ante la evidencia incontestable del recibí, el PP de Castilla-La Mancha dijo que los 200.000 euros fueron enviados desde la sede nacional para gastos “de precampaña”. Sin embargo, esa cantidad tampoco estaba en la contabilidad ordinaria del partido, ya que el total transferido oficialmente de Génova a Toledo ascendía a 34.619 euros. Aún así, Cospedal admitió que los 200.000 euros se entregaron a la organización regional, pero negó taxativamente que se tratara de una comisión ilegal. También aseguró que fue una entrega de dinero del PP nacional al regional para cubrir gastos electorales, que debería haber aparecido en la fiscalización de los gastos electorales de las elecciones autonómicas de Castilla-La Mancha que realizaron el Tribunal de Cuentas y la Sindicatura de Cuentas regional. Sin embargo, el dinero no apareció en ninguno de los dos informes.

Encuesta realizada en su momento por el diario El Mundo

¿Mintió Cospedal sobre los 200.000 euros?

Cómo sería la situación, después de que Bárcenas vía plasma desde la cárcel de Soto del Real la dejara en evidencia al asegurar que “con la misma mano que hacía los apuntes contables en B, era con la que le entregaba a Cospedal” sobres con dinero que no se declaraba a Hacienda, que el diario El Mundo decidió hacer una encuesta preguntando, “¿Cree que Cospedal recibió 200.000 € de una comisión para financiar su campaña autonómica como decía Bárcenas? La respuesta fue demoledora y, según sus colaboradores cercanos, Cospedal se indignó al leer el resultado de ese sondeo (76,6% de los encuestados sospecharon de la secretaria general del PP), que la dejaba mal parada, como si ella fuera una delincuente, cuando el delincuente es Bárcenas y por eso está en prisión”, reconocieron en su momento las mismas fuentes a ELPLURAL.COM.

La oferta más cara, de Sacyr, ganó el concurso

 

Todo el caso de la concesión de la recogida de basuras de Toledo estuvo siempre salpicado por las irregularidades en la contratación. No conforme con conceder a Sacyr un contrato de más de 63 millones de euros, el ayuntamiento del PP le dio una nueva e inventada concesión, por valor de 1,4 millones de euros, para el mantenimiento de los viales de la ciudad, que concluyó en 2011, tras agotar los dos años de prórroga incluidos en el contrato. El PSOE, que llegó al poder en las elecciones municipales de mayo de 2007, sólo dos meses después de que se cerrara la adjudicación, decidió no volver a sacar a concurso este servicio, al considerarlo innecesario.