UPyD no deja sus purgas internas, ni en medio de su debacle. Tras la expulsión de dos eurodiputados recientemente, el Consejo de Dirección de UPyD estudia abrir un expediente disciplinario a la diputada nacional Irene Lozano, que podría acabar con su salida del partido.

La nueva crisis en UPyD ocurre en medio del dato del CIS conocido este jueves que da al partido sólo el 1,9% del electorado.

UPyD alega que Lozano pretende formar un partido
La cúpula de UPyD alega, para abrir el expediente a Lozano, en la intención de ésta de crear un nuevo partido, a partir de unos correos electrónicos, a los que ha tenido acceso El Mundo, en los que la diputada explica al exdiputado de UPyD en Asturias Ignacio Prendes y a otros miembros del partido la posibilidad de crear la Plataforma Encuentro, con la que pretendía aglutinar al sector crítico de la formación. En esos se habla de crear a partir de la plataforma un nuevo partido. La dirección de UPyD considera que estas conversaciones van contra sus estatutos.

La diputada anunció que disputará a Díez el liderazgo
Irene Lozano es la única dirigente de UPyD que ha anunciado que disputará el liderazgo del partido a Rosa Díez en el congreso extraordinario que se celebrará este verano. Si Lozano es suspendida de militancia, ya no podrá aspirar a rivalizar la dirección a la actual líder.

En abril pasado, Irene Lozano, al hacer su anuncio de que aspiraría a la dirección de UPyD afirmó que “hay un grupo de personas encabezadas por mí que vamos a presentar una lista alternativa para competir en el congreso extraordinario frente a la lista oficialista”, y, al ser preguntada por un posible acuerdo con Ciudadanos, respondió que habrá que ir a “algún tipo de alianza”. Su anuncio llegó en el peor momento para la formación, después de la renuncia de Toni Cantó a liderar su candidatura a la Generalitat Valenciana y de crisis internas en otras regiones.