El salto de Íñigo Errejón a la política nacional es una realidad. Queda por concretar la fórmula con la que se presenta en los distintos territorios que baraja. En Valencia concurrirá junto a Compromís, y se espera que haga lo propio con Mès en Mallorca, con las Mareas en Galicia, mantendrá connivencia con Adelante Andalucía y explora posibles alianzas en Canarias y Aragón. En el último caso las dudas parecen disiparse. La Chunta Aragonesista se ha ofrecido al líder de Más Madrid para presentarse a las elecciones del 10N de manera conjunta. Los nacionalistas aragoneses, a diferencia de los comicios de 2016 y 2017, optan por concurrir y el artífice de su acercamiento a Errejón en lugar de a Podemos e Izquierda Unida no es otro que Pablo Echenique.

José Luis Soro, líder de la Chunta, ha dejado claro que “la opción prioritaria” y “el escenario sobre el que estamos trabajando” es la articulación de una coalición “ilusionante” con Errejón. Sin embargo, la decisión aún no está tomada puesto que hay otras opciones sobre la mesa y la resolución definitiva le corresponde al Comité Nazional, máximo órgano del partido entre asambleas, que se reunirá el próximo viernes 27 de septiembre por la tarde.

Fuentes de la Chunta admiten que aún hay una vía abierta con Podemos y con IU y “todas las opciones están abiertas para la coalición”. Pero hay un escollo que a día de hoy parece insalvable: Pablo Echenique.

“Una candidatura de Podemos con Echenique a la cabeza es bastante inviable. Por eso en estos momentos es bastante más probable que se llegue a un acuerdo con Errejón”, admiten desde la Chunta a ElPlural.com.

El escaño de Echenique, en jaque

Si la Chunta finalmente se decanta por concurrir junto a Más Madrid, el dirigente morado podría quedarse fuera del Congreso de los Diputados. En las elecciones generales del 28A Podemos cosechó un único escaño por Aragón, y fue en la plaza de Zaragoza.

Echenique entró en la Cámara Baja pero un pequeño picoteo de Errejón en sus votos provocaría la pérdida de su escaño en favor de Ciudadanos.

Por la circunscripción de Zaragoza se reparten siete sillones en el Congreso. En las generales de abril tres fueron para el PSOE y Ciudadanos, Partido Popular, Podemos y Vox obtuvieron uno cada uno. Según los sondeos, Errejón quitaría un 40% de los votos de Podemos. En esta simulación no iremos tan lejos. Situaremos la cifra en un 30%.

Si la fórmula de Más Madrid + Chunta consigue sumar a su marcador un tercio de los 77.090 votos que los morados consiguieron en la capitán aragonesa, ambos se quedarían sin lugar en el Congreso y el lugar de Echenique recaería en la formación de Albert Rivera.