Si no fuera porque los números cantan, la actitud de la Xunta de Galicia y de alguna de sus consellerías a la hora de manejar dinero público para propaganda entraría dentro de lo que para muchos políticos es “lo normal”.

Pero las cifras cantan y el peculio público en época de vacas flacas y de crisis económica está más que contado. Sin embargo, existen excepciones, y una de ellas puede ser, a tenor de lo que denuncia la CIG (Confederación Intersindical Galega), a Consellería de Economía e Industria del Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo.

Dinero para publicidad
Una de las estrategias habituales del Partido Popular -el de Galicia, según muchos representantes públicos, es “un maestro” en esto y ha dado lecciones al resto de España- es repartir el dinero destinado a publicidad institucional siguiendo criterios nada racionales, es decir, que los medios que se muestran críticos no ven un euro.

Tal y como aparece en el DOG (Diario Oficial de Galicia) con fecha de ayer, en el primer semestre de este año el citado departamento autonómico dedicó más de 241.000 euros a diferentes convenios con los medios de comunicación. La pregunta, por aquello de desvelar si se ha producido un reparto coherente, es ¿Y ha llegado ese dinero a la mayoría de soportes informativos? La respuesta se repite como en ocasiones anteriores de manera que, como señala el sindicato, “la principal agraciada vuelve a ser La Voz de Galicia, S.A.”, empresa a la que le corresponden casi 115.000 euros, seguida de Faro de Vigo S.A.U., con cerca de 60.000 euros.

Dispendio habitual
Precisamente, la Confederación Intersindical Galega, habla de “un clásico del dispendio público en las administraciones”, en referencia a estos nuevos convenios con algunos medios de comunicación y que, como recuerdan, compiten con los últimas aportaciones realizadas por departamentos de la Xunta de Galicia, como los 700.000 euros que fueron a parar a la Vuelta Ciclista a España, cuya justificación antes la opinión pública es, cuanto menos, complicada.

A la hora de explicar el destino de esta nueva partida destinada a los medios, Industria señala en el Diario Oficial de Galicia que los mencionados convenios son “para elaborar y publicar información relacionada con estrategias, programas y/o iniciativas de la consellería y que resulten de interés para la ciudadanía".

¿Convenios justificados?
Tal y como indican desde la CIG, esto último es solo “una pequeña muestra” cuyo resumen sería “una consellería, 6 meses, convenios de colaboración.... contratos de publicidad, compra de periódicos para colegios y órdenes de subvención”.

A modo de conclusión, la organización sindical dice que “por un lado tenemos el hecho del 'dispendio'; por otro, tenemos afectada la información que recibe la sociedad sobre lo 'bien', 'mal' o 'regular' que lo hace la Xunta. Por supuesto, de los convenios, salvo el título y el coste, no sabemos nada más, ni siquiera si tiene justificación”. Sobran comentarios.