La pitada al himno nacional durante la Final de la Copa del Rey, que emite Telecinco, se ha convertido casi en una tradición. Esta vez, ni TVE se ha atrevido a silenciar, como hizo en 2009, la tremenda pitada de las aficiones del Athletic Club y FC Barcelona y ha colgado en su web una información.

A pesar de la amenaza de sanción, las dos aficiones se han unido en el Camp Nou al igual que hicieran en la Final de Mestalla en 2009 y la del Calderón en 2012 para abuchear y silbar al himno nacional. Felipe VI, que asistía a su primera Final como rey, ha tenido que soportar el momento con un semblante serio al lado de Artur Mas, que no ha podido evitar una leve sonrisa. Al terminar, el rey aplaudió desde el palco.

A pesar de que el himno sonó solo durante 48 segundos y se emitió a un alto volumen por los altavoces del estadio, la pitada fue estruendosa entre los más de 95.000 espectadores asistentes al partido.



En las redes sociales se ha abierto un pequeño debate al respecto. Isabel San Sebastián se preguntaba con ironía si la sonrisa de Mas reflejaba su vergüenza ante la pitada. Otros creen que más que pitar al himno se pita a los tertulianos que calientan el ambiente. También hay quien se ha sentido profundamente abochornado por la imagen.