Hace unos días Iñaki Gabilondo, sin nombrarle, envió un 'mensaje' a su hermano Ángel Gabilondo a través de su blog: aceptar la candidatura para ser cabeza de cartel del PSM era "meter la cabeza en la boca del lobo". Un mensaje tan peculiar que lo recogimos aquí, en ELPLURAL.COM... Pero el hermano Ángel ha metido la cabeza en la boca del lobo a pesar del consejo, y este lunes Iñaki ha decidido, ante los hechos, volver a mandar un mensaje sobre el asunto, pero en este caso no tanto a él..., y sí más a sus posibles lectores.



Puede quedar tercero, y él lo sabe
"Pues finalmente Ángel... Ángel Gabilondo metió su cabeza en la boca del lobo. Y sigue siendo difícil de entender, porque la aventura es durísima, porque el sufrimiento es seguro, porque el resultado es muy incierto...", comienza su comentario el periodista sobre su hermano. Y argumenta que "puede quedar tercero, y él lo sabe", porque "el PP es una gran máquina y Podemos es en Madrid donde tiene instalado su principal fortín".

Y es entonces cuando el hermano Gabilondo mayor, el periodista, sale en defensa del Gabilondo menor, el exministro, molesto, a responder a quienes "le llaman aprovechado (a Ángel Gabilondo) por haberse saltado el 'conducto reglamentario' ¿De qué se ha aprovechado? -se pregunta Iñaki- ¿Qué interés puede tener nadie en colarse en llegar el primero al frente? Porque eso es lo que le han propuesto, ir el primero al frente. No un cargo, no unas prebendas, le han propuesto ir allí a donde van a silbar las balas y puede perfectamente salir mal parado ¿Y entonces?".

"... Pudo no ser inteligente, pero sí ha sido valiente"
En defensa de la familia, el periodista Gabilondo se contesta con una rectificación, algo no muy habitual en él, para decir que si habló de que era una locura meterse en la boca del lobo lo era porque usó "los parámetros al uso, los del cálculo, de la conveniencia...", cuando tenía que haber usado los parámetros que según él utiliza su hermano, "la lealtad, las convicciones y la voluntad".

Y remata Iñaki que la decisión de su hermano de "meter la cabeza en la boca del lobo, puede no ser inteligente, el tiempo lo dirá, pero sí ha sido valiente. Y el valor cívico debe ser reconocido, debe ser elogiado y merece suerte".