Mucho se ha hablado de lo cuesta arriba que se están poniendo algunos pactos que en la noche electoral se veían casi hechos. Pero uno de los que más se está complicando en las últimas horas es el del Partido Popular en la Comunidad de Madrid con Ciudadanos, sobre todo tras el último estallido de la trama Púnica que ahora parece cercar a buena parte de la lista electoral con la que se presentó Cristina Cifuentes. Hablamos, en concreto, de seis diputados electos que también gobiernan varios municipios: Juan Soler (Getafe),  Antonio González Terol (Boadilla), Pedro Rollán (Torrejón de Ardoz), Ignacio García de Vinuesa (Alcobendas), David Pérez (Alcorcón) y Daniel Ortiz (Móstoles).

Hoy, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha reunido con Albert Rivera y, entre otros puntos, le ha pedido que no permitan que el PP siga gobernando en la Comunidad de Madrid, sobre todo tras las últimas decisiones judiciales de la Púnica, que han imputado a dos consejeros. Pero ahora, según informa 20 Minutos, la Guardia Civil está estrechando el cerco sobre seis dirigentes populares que además van en la lista electoral de Cristina Cifuetnes.

Estos cargos señalados serían Juan Soler, alcalde de Getafe; Antonio González Terol, regidor de Boadilla del Monte; Pedro Rollán, alcalde de Torrejón de Ardoz; Ignacio García de Vinuesa, regidor de Alcobendas; Daniel Ortiz, alcalde de Móstoles y, por último, David Pérez, alcalde de Alcorcón.

La influencia de Granados
En la primera fase de la Operación Púnica, la Guardia Civil se centró en los municipios de Parla, Valdemoro, Collado Villalba, Torrejón de Velasco, Casarrubuelos y Serranillos del Valle. Sin embargo, la documentación recabada hizo sospechar de muchos municipios que habían estado bajo la influencia de Francisco Granados como secretario general del PP madrileño. Y se miró especialmente a aquellos donde habían trabajado tres empresa de la trama: Cofely, Eico  y Waiter Music. Solo esta última, en su web, presumía de trabajar para 26 municipios madrileños, entre los que estaban  Getafe, Alcalá de Henares, Aranjuez, Leganés, Majadahonda, Boadilla, Navalcarnero, Torrejón de Ardoz, Chinchón, Alcobendas, Alcorcón, Algete y Colmenar Viejo. Hay ocho más, según fuentes del caso: Coslada, Cubas de la Sagra, Móstoles, Sevilla La Nueva, Brunete, Humanes, Pinto o Velilla de San Antonio.

Sospechas en Getafe
Esto no significa que todos los contratos sean ilegales pero hay algunos muy sospechosos, como cuatro en Getafe firmados por Juan Soler (número 10 de Cifuentes en la lista) para realizar festejos con Waiter Music, empresa que se sospecha que controlaba Granados. Son contratos que suman casi medio millón de euros, tres de ellos fueron adjudicados sin publicidad y en todos solo se presentó Waiter Music. Y nunca con una oferta inferior a la que hacía el Ayuntamiento.

Alcorcón, tocado, con Leganés y Boadilla
En esa zona también hay otros contratos sospechosos, como los tres por vía de urgencia que firmó David Pérez en Alcorcón. Pérez fue portavoz en la Asamblea de Madrid y un fiel de Esperanza Aguirre, quien le colocó como candidato en una ciudad desconocida para él, e iba de número 9 en la lista de Cifuentes, además de repetir –y ganar- como candidato en Alcorcón. En total, adjudicó 550.000 euros a Waiter Music. Leganés lo hizo en 14 ocasiones, con una suma de 190.000 euros, aunque su alcalde no va en la lista de Cifuentes. Pero sí el de Boadilla del Monte  -epicentro de la Gürtel-, Antonio González Terol, que iba en el puesto 46.