El titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha destituido al número dos de la Embajada de España en Serbia, el diplomático y dramaturgo Íñigo Ramírez de Haro, cuñado de Esperanza Aguirre, quien el pasado día 19, con motivo del estreno de su obra Trágala, trágala, en Madrid, acusó al ministro de “inquisidor”, según adelanta El País.

"Soy víctima de la Inquisición"
La obra fue estrenada en el Teatro Español y al día siguiente en el diario serbio Politika apareció el titular “Soy víctima de la Inquisición”, en una entrevista en la que el aristócrata cuñado de Aguirre afirmaba haber sufrido métodos que usó la Iglesia en el pasado.

Lo que le dijo Margallo
Posteriormente, en declaraciones al citado diario, el diplomático insistió en su acusación: “El ministro me dijo el año pasado en Nueva York que nunca me nombraría embajador por las cosas que he escrito sobre la Iglesia”. Se refería a su obra Me cago en Dios, una obra incómoda estrenada hace más de 10 años que no gustó ni a la derecha ni a la Iglesia.

El cuñado de Aguirre aseguró que ha sido castigado por su obra y que tras 30 años de carrera diplomática no ha sido embajador, a diferencia de todos los miembros de su promoción.

Ser embajador y comulgar cada día
“Para ser embajador hay que comulgar cada día o, al menos, una vez a la semana”, añade el hermano del marido de Aguirre. “El PSOE no se atrevió a nombrarme embajador y el PP, tampoco. Exteriores tiene una mentalidad inquisitorial, anterior a la Constitución, y el Gobierno que lo refrenda, también”, añade.

Exteriores alega que daña la imagen de España
Desde Asuntos Exteriores niegan que Ramírez de Haro esté siendo discriminado y atribuyen el hecho de que no sea embajador a que no cumple con los requisitos. Sin embargo, sobre su destitución como responsable de Negocios en la Embajada de España en Serbia, alegan que “sus declaraciones son impropias de un funcionario público que ostenta la representación exterior del Estado” y que “dañan la imagen de España en el extranjero”.

Sus simpatías con Podemos
Las críticas del cuñado de Aguirre a menos de dos meses de las elecciones autonómicas y municipales en las que la política se presenta como candidata por Madrid no deben haber sentado nada bien al PP, como tampoco, las recientes declaraciones de Ramírez de Haro en las que afirmaba simpatizar con Podemos.

En una entrevista en El Mundo, el aristócrata decía que el proyecto de Podemos es “muy interesante” y que como la nueva formación él está a favor “del reparto de la riqueza”.