Entre el abanico de actividades privadas que el exministro de Justicia, Rafael Catalá, ha incluido a su currículo sin contar con el permiso expreso del Congreso de los Diputados, tal y como adelantó ElPlural.com, destaca su fichaje por el bufete Herbert Smith Freehills, precisamente el que más problemas le hubiera acarreado para ser aprobado por la Comisión y por el Pleno de la Cámara, por sus relaciones con el anterior Gobierno del Partido Popular del que el exministro formó parte.

Este bufete anglo australiano, resultado de la fusión del despacho británico "Herbert Smith”y el australiano “Freehills", cuentan las crónicas, aterrizó en España en el año 2009 y tras 10 años de actividad tiene en plantilla más de 100 empleados trabajando en la oficina de Madrid, incluyendo 12 socios y 72 abogados. Están especializados en grandes operaciones de fusiones y adquisiciones, financiaciones y en el asesoramiento integral de proyectos de sectores de energía, infraestructuras, minas o inmobiliario, entre otros. La firma creció un 8,9% en el último ejercicio y se sitúa en el 'top 3' en productividad Por abogados, y en el ‘top 20’ de bufetes en España. 

Hecha este breve presentación de su poderío volvamos al hiperactivo de Rafael Catalá y sus “vinculaciones” con este bufete. Para ello vamos en primer lugar en centrarnos en una de sus etapas menos conocidas pero más activas:  Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda tras ser nombrado en enero del 2012 por la entonces Ministra de Fomento Ana Pastor, con la que desde hace años mantiene una intensa amistad.

Ave Medina- La Meca

Uno de los primeros asuntos con lo que se encuentra en su cargada mesa de trabajo es la supervisión de las obras del tren de alta velocidad entre Medina y La Meca (Arabia Saudí) gestionadas desde el 2011 por el consorcio español adjudicatario integrado por Renfe, Adif, Talgo, OHL, Copasa, Indra, Dimetronic, Cobra, Inabensa, Imathia, Consultrans e Ineco. El Secretario de este Consorcio es Miguel Riaño Pombo, socio director en España de Herbert Smith Freehills que es bufete que asesora al consorcio en todos los aspectos legales de esta adjudicación.

Desde entonces Catalá y Riaño han ido consolidando sus relaciones hasta el punto de participar en varias jornadas y seminarios y ser el invitado estelar en la inauguración de la nueva sede del bufete Herbert Smith Freehills en España. El acto tuvo lugar el 15 de junio de 2015, recién nombrado ministro de Justicia Un año después, guiado por la curiosidad que no por sus responsabilidades políticas, asistió el 6 de octubre de 2016 a la jornada de energía e infraestructuras de ámbito EMEA, Europa, Oriente Medio y África que organizaba su actual empleador.

Accidente de Angrois y Herbert Smith Freehills

Siendo también Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda se produjo el 21 de enero del 2013 el accidente ferroviario de Angrois en el que murieron 80 personas y 144 resultaron heridasSegún se puede consultar en el diario de sesiones de la Comisión de Investigación que se constituyó en el Congreso y en la que compareció Catalá, los diputados Rufián (ERC) Alexandra Fernández (En Marea) le plantearon si le parecía legal y ético ser contratado por el mismo bufete que  a su vez había sido por la compañía de seguros internacional QBE Insurance Group, aseguradora de Renfe y Adif en el momento del accidente.  Jesús Domínguez, presidente de la Asociación de Víctimas del Alvia se ratifica en que el actual despacho de Català fue contratado  por QBE a partir de noviembre de 2014.

Tecnología fotovoltaica y Herbert Smith Freehills

Y finalmente, sin ánimo exhaustivo, este despacho mantiene desde enero del 2018 un contrato con el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, cuyo titular en ese momento era el Ministro Álvaro Nadal para asesoramiento legal externo, colaboración y apoyo a la Abogacía General del Estado en el procedimiento arbitral PCA Nº 2012/14 promovido por PV INVERSTORS contra el Estado Español-Reino de España en relación con la regulación del sector de la energía de tecnología fotovoltaica. En ese momento la Abogacía del Estado dependía del Ministerio de Justicia cuyo titular era Rafael Catalá. El contrato asciende a 1 millón de €. 

Meses despues Álvaro Nadal, diputado por Albacete del PP, fue elegido presidente de la Comisión del Estatuto del Diputado, órgano encargado de autorizar o denegar las declaraciones de actividades de los diputados, incluida la de su ex compañero de Consejo de Ministro Rafael Catalá.  Como se ve todo queda en casa.

Seguiremos informando.