Isabel Natividad Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, es de un tiempo a esta parte una verdadera caja de sorpresas. Además de sus serios problemas con Avalmadrid y sus vinculaciones con la Púnica, nos hemos ido enterando a trancas y barrancas de que tiene un pasado confuso y equívoco. Un día se publica que durante varios años estuvo cobrando más de 4.000 euros mensuales en Madrid Network; otro día desaparece de su Curriculum Vitae que es una entusiasta de Israel y para rematar, siendo ya presidenta, cambia su perfil de una día para otro a causa de un Máster sobre el que no se pone ella misma de acuerdo a la hora de denominarlo.

Conociendo a la protagonista ninguna de sus acciones son casuales y espontáneas. Sabe mejor que nadie que, si en su momento dado, se hubiera conocido íntegro su verdadero Curriculum Vitae es más que factible que hoy no fuese presidenta y, a cambio, muy probablemente, formaría parte de la lista de testigos /  investigados del PP de Madrid que desde hace años se acumulan dando vueltas por los juzgados de instrucción de la Audiencia Nacional. Vayamos por partes.

De entrada para que nuestros lectores puedan sacar sus propias conclusiones hemos reunido pacientemente 10 Curriculum Vitae que todavía siguen estando localizables y que abarcan desde el verano del 2011 al verano del 2019. Es decir, desde que es elegida diputada de la Asamblea por vez primera vez hasta su actual empleo de presidenta de la Comunidad de Madrid.

Entre uno y otro hemos añadido los que el PP de Madrid y de Génova 13 han repartido, los que ella misma ha publicado en Linkedin y el que se dosificó cuando fue nombrada viceconsejera. Somos conscientes de que no están todos lo que deberían estar pero son más que suficientes para adivinar como se las gasta la susodicha a la hora de dar a conocer su trayectoria. Los podéis consultar en este enlace. A continuación destacamos algunos de los aspectos más controvertidos que se pueden encontrar en sus diferentes curriculum:

01. Un Máster con doble denominación

Es un signo de distinción de todo genovés que se precie, siguiendo la estela de Pablo Casado, colocar un máster en su vida. Y Díaz Ayuso no iba ser menos aunque para sorpresa de propios y ajenos no haya sido capaz de atinar con su denominación. De hecho ha logrado en un tiempo récord, dependiendo del día y siendo ya presidenta de la Comunidad de Madrid, que la web de la institución haya cambiado varias veces la denominación de su Máster supuestamente realizado en el Instituto Séneca entre los cursos 2003 y 2004. 

Desde el 31 de agosto hasta hoy ha pasado a denominarse “Master en Comunicación Política y Protocolo”. Hasta ese momento era un “Máster en Comunicación Corporativa”. No hay que ser un lince para constatar que parecen dos másteres distintos. En su último perfil actualizado de Linkedin, donde ya figura también como presidenta de la Comunidad de Madrid, mantiene la denominación antigua:  “Máster en Comunicación Corporativa”. En el currículum que se publica cuando es nombrada viceconsejera de Justicia (2018) el Máster sencillamente no figura. Parece obvio que tras estos “ajustes” alguien de Presidencia debería aclararlo, y de paso, para despejar cualquier duda razonable, exhibir la documentación que acredita que lo ha realizado. 

Lo mismo sucede sobre un supuesto Diploma de Estudios Avanzados otorgado por la Universidad Complutense de Madrid donde la confusión se ha hecho dueña de la situación. Tampoco facilita la más mínima información.

02. Madrid Network

Pero no solo su vida académica es confusa. Lo es igualmente su vida laboral. En particular una etapa que por razones que solo ella está en condiciones de explicar y documentar figura en blanco. Llanamente ni se menciona en ninguno de los currículum consultados. Esta circunstancia sin duda favorece que más de uno piense que no es un olvido sino más bien un intento de ocultación. Veamos los detalles. 

Tras salir del Gabinete de Aguirre, Ayuso trabajó entre abril del 2008 y junio del 2011 para Madrid Network, una entidad creada con el “impulso” de los Gobiernos de Esperanza Aguirre para fomentar el sector regional de la I+D+i y que nada más nacer se vio envuelta en varios escándalos financieros. 

Para algunos, Madrid Network es un simple chiringuito y para otros, una mamandurria. El caso es que sea lo que fuere durante los más de tres años que Ayuso tuvo su nómina allí domiciliada se calcula que percibió más de 4.000 euros mensuales. Para los que quieren establecer relaciones de casualidad en el momento de su incorporación digital su presidente era Antonio Beteta, exconsejero de Economía de Aguirre. Posteriormente fue sustituido por Aurelio García de Sola, un familiar del marido y conde de la expresidenta que, al igual que ella, está siendo investigado en el Caso Púnica

03. Asesora de la presidenta de la Comunidad de Madrid

Más tiempos de silencio. El tiempo que estuvo colaborando directamente con la expresidenta Aguirre en su Gabinete ha desaparecido de la web de la Puerta del Sol y de la Asamblea de Madrid. No queda rastro de sus vinculaciones con la hoy investigada por las irregularidades en la financiación del PP de Madrid.  

04. Asesora del vicepresidente y consejero de Justicia e Interior

También esta etapa se ha evaporado de su trayectoria. Ninguna referencia ni reconocimiento al que fuera su titular Alfredo Prada hoy investigado por sus relaciones con el Campus de la Justicia.

05. Jefe de la campaña electoral de Cifuentes en las redes sociales

La caída en picado de la expresidenta de la Comunidad de Madrid (2015-2018) y presidenta del PP madrileño (2016-2018) también se deja sentir en sus últimos curriculum. Ayuso había sido una fiel servidora y defensora de las políticas de Cifuentes. En justa reciprocidad fue miembro de su Gestora y de su Comité Ejecutivo, su portavoz adjunta en la Asamblea de Madrid y su viceconsejera  de Justicia. En cuestión de meses esta amistad personal y política se ha ido diluyendo hasta prácticamente desaparecer. Y sin duda los últimos acontecimientos judiciales que afectan a la expresidenta poco ayudan a recomponer esas relaciones.

Seguiremos informando.