La gestión irregular de los negocios familiares de la actual inquilina de la Puerta del Sol no solo le está amargando su presente sino que amenaza también su futuro, incluido el judicial, sobre todo si, como ha anunciado Iñigo Errejón, su grupo Más Madrid presenta una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por un presunto alzamiento de bienes.

A este frente judicial hay que añadir que el próximo día 9 de septiembre la Mesa de la Asamblea tendrá que decidir si autoriza la puesta en marcha de una “Comisión de Investigación sobre las presuntas irregularidades y trato de favor en la concesión y posterior seguimiento financiero de las operaciones realizadas de préstamo, crédito o avales por parte de Aval Madrid SGR desde el año 2007 al año 2018”. Esta Comisión impulsada por el PSOE, Más Madrid y Podemos cuenta con el apoyo, por el momento, de Ciudadanos y Vox.   

Si como está previsto, la Mesa la tramita favorablemente un segundo frente se le abrirá a Díaz Ayuso ya que con toda probabilidad en esta Comisión se estudiará y se debatirá sobre el crédito concedido e impagado de 400.000 euros por parte de la empresa MC Infortécnica donde los padres de Ayuso tenían participación y además eran avalistas solidarios de la operación.

Por tanto, la denuncia en la Fiscalía y los trabajos de la Comisión de Investigación presagian un incierto futuro judicial y político para la recién elegida presidenta de la Comunidad de Madrid. Vayamos por partes.

Avalmadrid no llama a la puerta

A falta de conocer los contenidos concretos de la denuncia de Errejón lo que si podemos afirmar es que de los numerosos documentos publicados en los últimos meses ha quedado suficientemente acreditado que Isabel Díaz Ayuso y su hermano Tomás formaron parte, conscientemente o no, de una cadena de decisiones que hacen posible que podamos estar ante un presunto delito de alzamiento de bienes. Muy resumidamente para situarnos estas son algunas de las fechas de referencia:

5 de marzo de 2011: Avalmadrid presta 400.000 euros a MC Infortécnica SL. El crédito cuenta con una única garantía hipotecaria – una nave industrial en el municipio de Sotillo de la Adrada (Ávila), propiedad del padre de Ayuso– y el aval solidario de los ocho accionistas de la sociedad, entre los que se encuentran los progenitores de Isabel y Tomás.

7 de octubre de 2011: los padres donan buena parte de sus bienes a sus dos hijos. A ella le correspondió una vivienda de 90 metros cuadrados en el barrio de Chamberí de Madrid y  a Tomás un chalet en el municipio de Sotillo de la Adrada (Ávila).

16 de diciembre de 2011: MC Infortécnica SL no paga el primer pago del préstamo de Avalmadrid por un importe de 100.000 euros de principal y 3.292 de intereses

2 de abril de 2012: el Comité de Morosidad de Avalmadrid decide cancelar el préstamo con MC Infortécnica SL, ejecutar la única garantía hipotecaria que existía y proceder contra los avalistas solidarios.

16 de abril de 2012:  Leonardo Díaz Álvarez dona el 100% de las participaciones de Sismédica SL a Isabel y TomásDicha compañía era propietaria de un local de oficinas de 180 metros cuadrados en la calle Antonio López de Madrid.

4 de septiembre 2019.  Desde el 5 de marzo del 2015 han pasado 3105 días con sus correspondientes noches sin que AvalMadrid haya ejecutado el impago.

Aparte de estos datos no discutibles, la actual Presidenta, esta vez de forma consciente hace múltiples gestiones con responsables de Avalmadrid, antes y despues de la concesión del crédito, encaminadas a recabar y recibir información privilegiada que el resto de los contribuyentes nunca hubieran podido obtener. Interviene en las gestiones Eva Piera, exviceconsejera de Economía y expresidenta Ejecutiva de Aval Madrid. 

Aforada a la carta

La participación en estos hechos por parte de Ayuso nada tienen que ver, como bien puede suponer el lector, con el cumplimiento de sus funciones de asesora de Madrid Network  (abril 2008-junio 2019) o posteriormente de diputada en la Asamblea de Madrid ( Julio 2011- Octubre 2018 ) lo que nos lleva a una cuestión de plena actualidad y que en la práctica supone un abuso evidente de la condición de aforados cuando determinados cargos públicos se ven envueltos en hechos presuntamente delictivos ajenos a sus responsabilidades en el ejercicio del cargo público que representan. Para hablar con propiedad sugerimos que pinchen en este enlace sobre el Máster virtual de Pablo Casado y la oportuna y decisiva intervención de la Sala II del Tribunal Supremo presidida por Manuel Marchena.

En estos momentos Ayuso tiene un doble aforamiento como Presidenta y como Diputada. En el primer caso está regulado en el art. 25 del EA que establece que" la responsabilidad penal del Presidente de Gobierno (…) será exigible ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo" y como diputada ante el Tribunal Superior de Justicia de la CM

Por tanto, salvo que expresamente renunciara a ello, toda acción judicial que se ponga en marcha por su participación en hechos delictivos, hayan o no prescrito, pasan por respetar su condición de aforada. Y desde luego, mucho nos equivocaríamos, pero entre sus prioridades no está renunciar a nada de lo que en este momento tiene garantizado. 

Y es que ella sabe mejor que nadie que desaforada se enfrenta al mayor problema que ha tenido a lo largo de su trayectoria política. Los datos son evidentes y solo le queda esperar a que los acontecimientos se vayan encadenando hasta un final que presume será muy penoso para ella. 

Mientras tanto intentará ganar tiempo al tiempo, amenazando y coaccionando a todo aquel que denuncie sus tejemanejes en el pasado y en el presente, socios incluidos. El juego sucio ha comenzado.

Seguiremos informando