La circular está dirigida a todos los empleados públicos del Instituto de la Juventud y tiene fecha del pasado 12 de julio. Con un lenguaje que ya no se lee ni se ve por el mundo civilizado, el susodicho aprovecha la ocasión para amenazar a todo aquel que ose criticar los recortes económicos, sociales y laborales que con tesón llevan a cabo sus superiores jerárquicos. La carta/circular de marras podéis consultarla aquí.

La cuestión, una vez leídas sus amenazas con membrete oficial, es saber quién es este alumno de Torquemada, de qué escuadra genovesa ha salido y a qué dedica su tiempo, financiado entre otros por los mismos súbditos amenazados del organismo que dirige.

De entrada, los que tengan más y mejor memoria, su nombre y sus apellidos le serán familiares. Hace ahora 7 meses en este mismo blog dábamos cuenta de los 40 nombramientos que Mariano y sus monosabios con formato de Ministros perpetraron el jueves 5 de enero. Entre otros figuraba Urosa Sánchez.

En la referencia de ese Consejo se informaba que el agraciado había "nacido el 20 de abril de 1974 en Madrid, casado, con dos hijas, es Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y doctorado en Marketing Público por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario en la Universidad Rey Juan Carlos.Ha sido director general de Juventud de la Comunidad Autónoma de Madrid, Jefe de Servicio de Formación de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde 2008 es Director del Centro Integral de Formación Permanente de la Universidad Rey Juan Carlos".

Como es natural en esa referencia no había el más mínimo rastro de una polémica que se suscitó en torno a cómo adquirió su condición de contratado laboral fijo, primero en el Centro Universitario Ramón Carande de Vicálvaro dependiente de la Universidad Complutense y posteriormente como funcionario tras su integración en la Universidad Rey Juan Carlos.

Cuentan las crónicas que por aquel entonces ya trabajaban en el campus de Vicalvaro dos de sus hermanos. Un de ellos Jorge Urosa, era el director de Extensión Universitaria en ese Centro. Para los sindicatos el asunto estaba meridianamente claro y tanto Rubén Urosa Sánchez como otros muchos entraron por "nepotismo, amiguismo y contrataciones masivas".

Sea lo que sea lo que sucedió el caso es que se daba además un feliz circunstancia en el curriculum de Rubén 'Torquemada' Urosa Sánchez y es que era el propietario del DECRETO 218/1998, de 17 de diciembre, por el que Gustavo Villapalos, entonces Consejero de Ruíz Gallardón, le había nombrado Director General de Juventud de la Consejería de Educación y Cultura.

Dicho de otro modo, además de tener un hermano con responsabilidades obvias en ese Campus donde se llevó a cabo la selección de agraciados, reunía la condición de Alto Cargo en la Consejería de referencia obligada para la comunidad universitaria. Verde y con asas.

Años después, ya de funcionario reciclado, ascendió en el escalafón genovés y hoy con Ana Mato de amada ama dedica su tiempo a amenazar a sus colegas de la función pública, si bien es más que probable que ninguno de ellos tenga un pasado administrativo tan borroso ni tan genovés. Al fin y al cabo, ejercer de Torquemada es personal , intransferible y exige una firma reconocida.

Leer en Los Genoveses