Decíamos en nuestra primera entrega que la guerra de sucesión genovesa ha abierto su particular “Caja de Pandora” que había permanecido oculta durante años en las alcantarillas de Génova 13. Con su apertura han salido a la superficie uno de los secretos mejor guardados desde la muerte de su fundador como es el caso de los censos virtuales de afiliados y la financiación no menos virtual que de ese censo inflado se ha podido beneficiar sus gestores. Aunque otro día hablaremos más detenidamente de este fraude chapucero, como avance de resultados, según nuestros cálculos, tan validos como los del área de organización genovesa, el número real de afiliados no llegaría ni por aproximación a los 200 mil. 

Pero junto a este falso censo los candidatos se han visto obligados, deprisa y corriendo, a improvisar una campaña electoral que como las cebollas tienen varias capas. De modo y manera que mientras que ellos ponen la cara otros que no se ven tanto, a veces nada, están en la trastienda de sus campañas negociando con los lobbies económicos, financieros y mediáticos sus apoyos a cambio de contraprestaciones, muchas de ellas inconfesables. Vamos a ello:

María Dolores Cospedal García

3200 avales. Por si hubiera alguna duda sobre quien la rodea nada mejor que constatar que ha elegido a Agustín Conde Bajén como su representante ante el Comité Organizador del XIX Congreso Extraordinario. Sobre este genovés proveniente de la derecha extrema, aunque el Consejo de Europa tiene opinión propia sobre sus habilidades para ”enredar”, también nosotros la tenemos. Aquí en este enlace podéis consultar su biografía no oficial, incompatibilidades, ocurrencias y andanzas.

El resto de sus apoyos públicos tampoco son como para tirar cohetes. Aquí os van algunos nombre ordenados de forma desordenada: Dolors Montserrat (Portavoz); Juan Manuel Moreno, Javier Arenas,  Celia Villalobos con Pedro Arriola a su vera; Juan Ignacio Zoido ; Alicia Sánchez-Camacho; Isabel García Tejerina; Rafael Catalá o Pio García Escudero.

Y además de la familia, en particular la de su marido Nacho López del Hierro, también ha reubicado algunos de sus hooligans más acreditados en el propio Comité Organizador como es el caso de Tirado que se deben entre ellos todo, todito, todo.

Soraya Sáenz de Santamaría

Por economía procesal se supone que es la razón por la que no ha hecho público sus avales. Sea como fuera, por pura aritmética electoral ha designado como su representa a Antonio Sanz Cabello, Presidente del PP en Cádiz y ex Delegado del Gobierno en Andalucía. Para los más olvidadizos recordarles que el número de militantes andaluces inscritos para el 5 de julio asciende a 11.658. Es decir un 17,5% de los 66.706.

Su apoyos públicos se miden por ex ministros y por el alto número de colaboradores que durante años han sido cobijados a su vera con sueldo incluido. También sin orden ni concierto aquí os van algunos de sus apoyos más incondicionales : Iñigo de la Serna ( ex ministro de Fomento), Fátima Báñez (exministra de Empleo), Cristóbal Montoro (ex ministro de Hacienda), Álvaro Nadal (ex ministro Energía), Íñigo Méndez de Vigo (ex ministro de Educación), Alfonso Alonso, (ex ministro de Sanidad y actual presidente del PP vasco); José Luis Ayllón, Iñaki Oyarzabal y la siempre presente, alcaldesa de Marbella y senadora, Angeles Muñoz.

Pablo Casado Blanco

5000 avales. Ni uno más ni uno menos. En el casting para elegir a su representante ha salido elegido Ignacio Cosidó Gutiérrez, ex Director General de la Policía. Todo un clásico genovés que continúa inamovible en sus posiciones más ultraderechista dentro de los diferentes clanes genoveses. A esta circunstancia hay que añadir que es un ferviente seguidor de la Conferencia Episcopal. También ha fichado a Pablo Balbín como jefe de Prensa sobre el que la UCO ha dejado constancia por escrito dentro del marco incomparable del Caso Púnica que ha podido cometer todo tipo de delitos durante su etapa como estrecho colaborador de la investiga Lucía Figar. Del resto de los miembros del aparato electoral menos relevantes aquí os van algunos: Javier Maroto (vicesecretario sectorial del PP); Borja Sémper (Presidente del PP de Guipúzcoa),  los diputados José Ignacio Echániz, Belén Hoyo, Teodoro García Egea y Guillermo Mariscal. También se encuentra en sus alrededores otra sospechosa habitual del Caso Púnica: Isabel Díaz Ayuso.

Del resto de apoyos espontáneos y los que no lo son tanto, brillan con luz propia José María Aznar y Esperanza Aguirre.

Apoyos no inscritos en el censo

En cuanto a otros apoyos no inscritos en el censo el silencio y la opacidad es predominante. Ningún empresario de relieve ni financiero ha hecho público sus preferencias. Por no saber ni se sabe el coste de las campañas de cada candidato. Unos y otros saben bien que la situación del PP, gane quien gane, no es a corto pazo muy rentable para sus intereses ni para los de su imagen corporativa. En todo caso no está de más recordar que uno de los máximos directivos del Grupo Santander, Jaime Pérez Renovales, ha sido un estrecho colaborador de SSS.

Por lo que se refiere a los grandes editores de medios de comunicación, incluidos los de incienso y sacristía, están confusos y divididos. Es el caso del Grupo Prisa que hasta la caída en desgracia de Cebrián y su séquito, en particular a través de el diario El País, durante mucho tiempo no ocultaban su simpatía, entrega y devoción por la ex Vicepresidenta. Ahora, tras la llegada de una nueva dirección, la confusión donde se ha instalado es en el equipo de SSS que no saben bien a qué atenerse. Buena prueba de ello ha sido su negativa a responder a un cuestionario que el periódico ha remitido a todos los candidatos.