Ante la difusión de las imágenes de la brutal e injustificable agonía final de Muamar Al Gadafi, la ministra de Exteriores Trinidad Jiménez instó a esperar la investigación sobre lo sucedido pero subrayó que "nunca debió ocurrir lo que ocurrió", y es que el dictador libio "muriera a manos de sus captores", ya que debía haber sido detenido y "juzgado por sus crímenes".

Duelo por el 'amigo extravagante'
Pero los aznaristas creen haber encontrado la forma de redimir al expresidente de la invasión de Irak. Bardají, que trabaja en FAES con Aznar -le tocó el papelón de justificar las palabras en las que éste presentaba al dictador como un "amigo extravagante"- aprovecha los desmanes de los rebeldes libios para intantar hacer comparaciones con Irak o Afganistán. Asegura así entre otras cosas que "a diferencia de Bin Laden, Gadafi nunca fue declarado enemigo combatiente" e ironiza con que fue un "asesinato humanitario".

"Nuestros dirigentes, culpables de un crimen"
En un artículo difundido desde el GEES y La Gaceta, Bardají concluye que "al margen de la legalidad y del mandato de la ONU, el Gobierno español, con Zapatero y Chacón a la cabeza, ha actuado como cómplice de un asesinato, pero atrás han quedado los tiempos en los que decían que hubieran preferido un juicio justo para Bin Laden. ¿Dónde están ahora los bienpensantes que tantas veces han querido encausar a Aznar por la guerra de Irak? ¿Por qué no denuncian ahora a nuestros dirigentes, claramente culpables de un crimen?"

Moa y "los aviones de la Doctora Burrianes"
En la misma línea aunque recurriendo al insulto se expresa desde su blog Pío Moa, que dice que "la caterva de bestias que han torturado, sodomizado y asesinado a Gadafi, son los protegidos de la UE, o del sector europeo de la OTAN, aquellos sádicos y fanáticos a quienes han defendido los aviones de la Doctora Burrianes, entre otros".

El PP se pone a disposición del NCT
Sin embargo, el coordinador de Presidencia y Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, se mostraba eufórico el día del asesinato de Gadafi y difundía un post desde su blog instando a España a participar en la "nueva etapa" que se abría en Libia y "seguir trabajando junto a sus aliados". "El CNT puede contar con la disposición del Partido Popular de España en esta tarea de reconciliación y reconstrucción", insistía Moragas.