El PP no ha tenido un buen recibimiento en Valladolid. Este domingo, cuando ha sido clausurada la convención nacional del partido, miles de personas se han manifestado en la ciudad contra las políticas del Gobierno. Tras finalizar la concentración, un grupo de manifestantes se han reunido frente a la puerta del restaurante La Parrilla de San Lorenzo, donde se encontraban comiendo los altos cargos populares, para continuar con su protesta. La Policía ha terminado cargando contra los manifestantes y algunas personas han resultado heridas.

Cuatro detenidos y varios heridos
Este sábado se ha celebrado otra manifestación para rechazar la celebración en la ciudad de la convención popular  y en la noche dos destacados dirigentes del partido, Carlos Floriano y Alfonso Alonso, fueron víctimas de un escrache en el bar en el que se encontraban.

La manifestación de este domingo ha terminado cuatro personas detenidas y varias heridas cuando cerca de 30 antidisturbios han cargado contra unas decenas de manifestantes que gritaban consignas frente a la puerta del citado restaurante, según informan medios locales, como El Día de Valladolid, así como la web Hablando República.



Carga policial
Según la versión de algunos testigos,  la ación de la Policía ha sido desproporcionada. Izquierda Unida en Valladolid ha confirmado a la citada web que dos de cuatro detenidos, activistas de Stop Desahucios, uno de ellos militante de IU, han tenido que ser trasladados al hospital a consecuencia de los golpes recibidos.

En la manifestación organizada este domingo por la asociación Parados en Movimiento se han congregado varios miles de personas -2.000 según la Policía y 10.000 según la organización- y se ha desarrollado de forma pacífica. Al igual que las que el viernes y sábado, ha transcurrido por distintos puntos de Valladolid, informa EFE.