La Embajada española en Holanda ha prohibido la presentación literaria del escritor Albert Sánchez Piñol de "Victus" (el libro más vendido en el pasado Sant Jordi) en el Instituto Cervantes de Utrecht, en Holanda, por tratarse de una conferencia "sensible" teniendo en cuenta la situación política de Cataluña y el debate sobre la anunciada consulta del próximo 9 de noviembre. Los diarios holandeses se han hecho eco de la prohibición, que deja la imagen de la libertad de opinión en España por los suelos, y que se suma a otras actuaciones y decisiones que nos devuelven a tiempos que se creían superados.

Una novela sobre la Guerra de Sucesión y el asedio de Barcelona



Sánchez Piñol debía presentar su libro este jueves. Se trata de una novela sobre el asedio de Barcelona durante la Guerra de Sucesión de 1714, de la que ya se han vendido, según la reseña de la Casa del Libro, los derechos de autor para su publicación al ruso y el alemán, además de al holandés. Según datos facilitados por el Gremio de Libreros de Catalunya, citados por La Vanguardia, "Victus" fue el libro de ficción más vendido tanto en catalán como en castellano en el pasado Sant Jordi.

García-Margallo, detrás de la prohibición
El director de Comunicación del Instituto Cervantes, Hernando Calleja, ha admitido, en declaraciones a Catalunya Ràdio que "fue la propia embajada quien comunicó que se suspendía el acto" y ha responsabilizado directamente al Ministerio de Exteriores, que dirige José Manuel García-Margallo.

El autor confirma que le llamaron de la Embajada
Calleja ha apuntado a la situación política de Cataluña detrás de la suspensión; lo mismo que ha hecho la prensa holandesa, que atribuye a la Embajada la decisión en un momento "sensible" y más cercano a la consulta del 9 de noviembre, como recoge el diario NOS.

El propio autor de Victus lo ha confirmado al diario Ara.net: "Llamaron de la embajada para decirme que cancele el acto porque tenían miedo de que se politizara". El escritor ha expresado su malestar: "Es muy triste que pasen estas cosas porque se trata de un acto cultural, literario".

La editora del autor lo califica de "censura"
La editora de Sánchez Piñol, Juliette van Wersch, afirmó a diarios holandes que se ha "boicoteado" el acto "desde el extranjero", un "asunto serio, que tiende a la censura", añadió.

Una funcionaria de la Embajada criticó el libro un día antes
El traductor de Sánchez Piñol en Holanda, Adri Boon, ha dicho en declaraciones a RAC-1 y Cataluña Radio que la prohibición de Exteriores llegó un día después de que una mujer que se identificó como "primera secretaria de la embajada española en Holanda" criticara 'Victus' en la presentación del libro que se hizo en Amsterdam, el día antes de que se suspendiera el acto previsto en Utrecht. La funcionaria Una mujer se mostró contraria al enfoque histórico del autor.

El Diplocat ha promovido el libro
El traductor añadió que la directora del Instituto Cervantes en Utrecht, que le comunicó que el acto se había suspendido, no le dio "ninguna razón clara" sobre la suspensión. En su opinión, lo que molesta es que el Consejo de diplomacia pública de Cataluña (Diplocat) es una de las entidades que promueven el libro y que ha contribuido con la traducción de la novela al holandés.

Un mal momento para la libertad de expresión
La prohibición de este acto literario en Holanda se suma a otras decisiones polémicas del Gobierno que nos devuelven a otros tiempos ya superados, como la ley mordaza impulsada por el Ministerio del Interior para castigar duramente el derecho de manifestación o las multas de entre 30.000 y 600.000 euros que pretende imponer el mismo ministerio a los medios de comunicación que no publiquen "órdenes, instrucciones e informaciones" que considere de "emergencia de interés nacional". A esto se suma el control político de RTVE o las presiones denunciadas por periodistas.