La relación sentimental que el secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, mantiene con la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, ha reabierto el debate sobre el papel que los medios de comunicación deben jugar a la hora de informar o no sobre la vida sentimental de los representantes políticos.

Fue el pasado mes de febrero cuando algunos medios de comunicación publicaron la imagen de Iglesias y Montero besándose. La instantánea, difundida en un primer momento por ‘OK Diario’,  fue muy criticada por numerosos usuarios de las redes sociales. Sin embargo, tal y como se hizo eco ELPLURAL.COM, los 'paparazzi' no sólo fotografían a Podemos.

Los tres ex presidentes del Gobierno, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, protagonizaron en su día múltiples portadas del corazón. Ni si quiera el rey Juan Carlos I se libró en su día de salir desnudo en una publicación italiana. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, también fue ‘pillado’ en la playa junto a su mujer.

Protagonistas de la prensa rosa
No cabe duda de que en España, desde el inicio de la transición, los políticos han sido protagonistas de la prensa rosa, si bien es cierto que con la consolidación de la democracia,  los reportajes amables de los políticos en la prensa del corazón se fueron sustituyendo por informaciones más controvertidas que en muchas ocasiones no controlaban los gabinetes de prensa de los partidos políticos y que estaban ilustradas con imágenes que en la mayoría de los casos proporcionaban directamente los propios ‘paparazzi’ a las revistas del corazón. 

Un fenómeno que antes de iniciarse en nuestro país ya se había producido fuera de nuestras fronteras. De hecho, en 2006 las revistas ‘VSD’ y ‘Closer’ publicaron fotografías del entonces ministro de Interior, Nicolas Sarkozy, y de la candidata socialista a la presidencia, Ségolene Royal, pasando sus vacaciones en la playa. El debate que entonces se originó en Francia es similar al que estos días se produce en España a raíz del noviazgo entre Pablo Iglesias e Irene Montero.

Derecho a estar informado
Sobre el debate, la BBC es tajante: “El interés del público y su derecho a estar informado prima sobre el derecho a la privacidad de las figuras públicas, especialmente cuando se trata de políticos o personas en puestos de poder”. Una reflexión a la que ya llegaron en 1992 ‘Press Complaints y Comissions’, órgano independiente que se encarga de dilucidar en qué casos la prensa transgrede el código de conducta británico: “La vida privada de los políticos es de interés público cuando interfiere en su actividad política”, manifestaron hace ya 25 años. 

Los estadounidenses también entendieron que tienen derecho a saber lo que hacen sus gobernantes y que ese derecho es mayor al de privacidad de su gobernador. Tanto es así que en 2009 el periódico ‘The New York Times’ ganó varios premios ‘Pulitzer’ por su investigación sobre las relaciones extramatrimoniales que mantuvo el entonces gobernador del estado de Nueva York, Eliot Spitzer.